La refresquera busca preservar el agua

México.- La preservación del agua mediante múltiples iniciativas se ha situado entre una de las prioridades de la empresa Coca-Cola, según el recién nombrado director de Sustentabilidad y Fundación Coca-Cola en México, Miguel Laporta.

"Es muy fácil para nosotros, ya que si no hay agua, no hay negocio. No hay sostenibilidad. Es un interés genuino, ya que trabajar en agua es trabajar en el negocio", dijo Laporta en una entrevista sobre las prioridades de su gestión en la empresa, cuya actividad económica aporta el 1.4% del PIB de México.

La estrategia del gigante de bebidas se encamina hacia la preservación del agua a través de múltiples acciones que han incluido en los últimos años la reforestación y mantenimiento de más de 60.000 hectáreas de bosques.

"El agua es vital para el negocio. Somos una empresa de bebidas y todo está hecho con base en agua. Un compromiso institucional de Coca-Cola es el de regresar cada litro de agua por cada litro que tomemos del subsuelo y ya lo estamos haciendo", dice Laporta.

Con más de 20 años de trayectoria, el ejecutivo tiene como reto dirigir la Fundación de la compañía, considerada una de las 10 más importantes del país con 20 años de quehacer social.

Con respecto al trabajo con el Gobierno que encabezará el izquierdista Andrés Manuel López Obrador a partir del 1 de diciembre, el directivo vislumbra un panorama que permita alinear esfuerzos con perspectiva social.

"Hoy las fundaciones van a tener un rol más estratégico", vaticina.

La compañía ya ha tenido contacto con los próximos secretarios (ministros) de Medioambiente y Agricultura para trazar líneas de acción y ha encontrado "disposición y apertura para empujar temas".

La compañía, según Laporta, está logrando que "el 70 % de toda la inversión social" que realiza "tenga un mismo sentido y un mismo propósito".

Dentro del cuidado del medioambiente destaca el programa de reforestación, del que señala que "ya es un proyecto maduro" y el "más grande del mundo", señala.

Las más de 60.000 hectáreas que han reforestado en 15 años equivalen a una superficie 100 veces mayor al Bosque de Chapultepec de la Ciudad de México, el quinto parque urbano más grande del planeta.

La reforestación se ha complementado con la instalación de ollas de agua o cosecha de agua pluvial, que benefician a las comunidades locales. La compañía también ha impulsado la construcción de 389 cisternas comunitarias.

emc