BBVA aseguró hoy, rotundo, que el populismo "está retrocediendo" tras meses de sorpresas como la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca

México.— El banco BBVA aseguró hoy, rotundo, que el populismo "está retrocediendo" tras meses de sorpresas como la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, y reiteró una vez más que adaptarse a la revolución tecnológica está en el corazón de su ente.

"Los populismos están retrocediendo y la racionalidad económica y política avanza poco a poco. Todavía hay puntos (...) de conflicto, pero yo creo que poco a poco iremos hacia adelante", dijo el presidente del Grupo BBVA en la reunión nacional de consejeros del BBVA Bancomer, filial del banco español en México.

González habló del retroceso de los populismos en América Latina, pero también hizo referencia a Europa, donde dijo que después del 'brexit', la decisión en referéndum del Reino Unido de salir de la Unión Europea, se han calmado las aguas.

Especialmente tras la victoria de partidos europeístas en Holanda y Francia, y sus candidatos críticos con el populismo.

"Hoy más que nunca es importante crear fuentes de colaboración que impulsen no solo la economía de un país, sino también la de las regiones", apuntó González desde la Ciudad de México.

Por ello, dijo que "deben prevalecer, y van a prevalecer" acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994 entre México, Estados Unidos y Canadá y en vísperas de una renegociación.

LEE TAMBIÉN: Inflación no esta fuera de control: Banxico

En este contexto, destacó la "admirable resistencia" de la economía mexicana, luego de responder favorablemente en el primer trimestre del año y crecer un 2,8 % a tasa anual, por arriba de las expectativas.

"México va a superar sin problema la situación actual y saldrá fortalecido. Estoy convencido porque se está trabajando desde la razón (...) No tengo la menor duda que va a ganar esta batalla", agregó González en su segunda intervención, previa a la del titular de Hacienda de México, José Antonio Meade.

En su turno de palabra, Meade resaltó que la evolución económica del país, que creció un 2,8 % interanual el primer trimestre, "ha sido muy buena", pese a un "contexto complicado" y "vientos de frente".

Como en otras ocasiones, el presidente del BBVA habló de la revolución tecnológica que vive el mundo y la importancia para el grupo financiero de adaptarse a este nuevo mundo.

Aunque ello supone dificultades, "soy un optimista tecnológico", dijo en esta reunión, que este año fue convocada bajo el título "Disrupción y nuevas tecnologías".

En esta nueva era, habrá ajustes "difíciles" para "amplios sectores de la población", pero a la larga habrá mayor bienestar.

En este contexto, BBVA ha de mejorar la productividad y abrazar los cambios. "La transformación es un esfuerzo multidisciplinar, que implica nuevas plataformas digitales o tecnológicas, una nueva organización, nuevas personas, nuevos procesos y una nueva cultura corporativa", señaló.

Un "viaje digital" que arrancó hace 10 años con "algunos errores", pero también buenos resultados.

TE PUEDE INTERESAR Aguacate llega a 75 pesos el kg: Profeco

"En el año 2014 teníamos 12,5 millones de clientes digitales, de los cuales 5,9 millones eran clientes móviles. Al cierre del primer trimestre de este año tenemos ya 19,2 millones de clientes digitales y 13,5 millones de clientes móviles", detalló.

En 2015, en esta misma reunión, González anunció con bombo y platillo un plan de digitalización y reafirmó ante sus competidores que BBVA será pionero en nuevas tecnologías, y no teme a las reestructuraciones.

Un año después, aseguró que quería conquistar un mercado potencial de 2.500 millones de clientes.

En su turno de palabra, el consejero delegado del Grupo BBVA Carlos Torres Vila destacó que hoy hay cierto desencanto hacia los bancos, y ello puede cambiar con tecnología.

"Si queremos democratizar (la banca) y llevarla a toda la sociedad, esto pasa por la tecnología", indicó.

En México, BBVA Bancomer es la primera institución bancaria del país, y hoy su director general, Eduardo Osuna, sacó a relucir los buenos datos, con un crecimiento del beneficio neto del 16,9 % interanual en el primer trimestre del año.

En marzo, BBVA anunció una inversión de 1.500 millones de dólares para los próximos cinco años en México, en el marco de una visita de González para demostrar su confianza en el país.

Esta se suma al plan anunciado en 2013 de 3.500 millones de dólares y prácticamente cerrado.

En el evento participó también el titular del Banco de México, Agustín Carstens, que lanzó un mensaje de calma en torno a la inflación al asegurar que "no está fuera de control".

La tasa de inflación interanual se colocó al 6,17 % en la primera quincena de mayo, la más alta desde mediados de 2009.

emc