El Deportivo apagó la euforia del Barcelona al vencerlo 2-1, al que bajó a la tierra después de su épica remontada en la Champions League ante el PSG.

Siete24.mx

Siete24.mx

La Coruña, España.- El Deportivo apagó la euforia del Barcelona al vencerlo 2-1, al que bajó a la tierra después de su épica remontada en la Champions League ante el Paris Saint-Germain.

Los azulgranas habían firmado un pleno de victorias en sus últimas cinco visitas al Estadio de Riazor con casi cinco goles de media por partido, pero esta vez se encontraron con una feroz resistencia de los deportivistas y se estrellaron con Lux en las (pocas) oportunidades claras que tuvieron.

Te puede interesar: Millonaria prima para Lionel Messi

El Barça, poco inspirado, se atascó en tres cuartos de ataque, donde el Deportivo levantó un muro de contención a prueba de filtraciones. Los locales apenas pudieron controlar el balón, pero la primera vez que salieron de la cueva fueron capaces de amenazar a Ter Stegen con un disparo de Joselu.

Los deportivistas fueron ganando metros poco a poco y eso permitió al Barcelona merodear el área de Germán Lux, que se mostró seguro cuando le tocó intervenir para atajar el único remate de los de Luis Enrique en el primer periodo, un cabezazo de Luis Suárez en una falta que lanzó Messi.

El Deportivo dio un paso al frente en los últimos minutos antes del descanso, Joselu volvió a aparecer en escena para obligar a Ter Stegen a sacar una mano y despejar a córner y en esa acción desde la esquina nació el primer gol del partido.

Ni Javier Mascherano ni el guardameta alemán pudieron sacar el balón del área pequeña y Joselu, exdelantero del Real Madrid, recogió el esférico para 'romperlo' y dar una ventaja mínima a los deportivistas.

Por si se te pasó: Rakitic amplía su contrato

A los jugadores de Luis Enrique les bastaron 58 segundos para elaborar un ataque largo que acabó con la resistencia local cuando el balón, tras un centro de Denis Suárez y un intento de remate de André Gomes, le llegó a Luis Suárez, que recogió el rechace y batió a Lux.

Lejos de acobardarse, el Deportivo creció en la parcela ofensiva y aceptó un partido de ida y vuelta con el Barcelona, al que a punto estuvo de sorprender nuevamente con una volea de Joselu tras un pase filtrado por Bruno Gama.

Messi y Denis Suárez replicaron para los de Luis Enrique, que sustituyó a André Gomes y Arda Turan para refrescar el once con Rakitic e Iniesta y convertir el partido en casi un monólogo azulgrana en los veinte últimos minutos, al que los deportivistas respondieron a la contra y a balón parado.

Ter Stegen evitó un tanto de Arribas en un saque de esquina y el guión del partido reservaba un papel protagonista para el que hasta entonces había sido casi un actor de reparto en el Deportivo, Álex Bergantiños, que ya la temporada pasada había visto puerta en el Camp Nou y que marcó el segundo de los coruñeses, de cabeza, tras un saque de esquina.

  [Texto y Foto: EFE]