'La gente ya no quiere contestar interrogatorio del INEGI sobre cuánto gana, donde vive y a qué se dedica, debido a la inseguridad en el país'

México. — El presidente del Senado de la República, Pablo Escudero Morales, consideró a Paloma Merodio Gómez, calificada para integrarse a la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

También puedes ver:  Mexicanos, más inseguros: Instituto Nacional de Estadística y Geografía

Los senadores integrantes de las comisiones unidas de Gobernación y de Población y Desarrollo escucharon a Paloma Merodio Gómez, propuesta por el Ejecutivo federal como miembro de la Junta de Gobierno del INEGI, para realizar el dictamen correspondiente donde aprobarán o no su elegibilidad.

Al comparecer, Merodio Gómez, señaló que por la inseguridad que se vive en México, la gente no quiere declarar sus ingresos en las encuestas del INEGI.

La gente, dijo, ya no quiere responder ni quiere invitar a nadie a su casa durante dos horas, a responder un interrogatorio sobre cuánto gana, donde vive, qué hace y a qué se dedica, el INEGI se enfrenta a un gran problema de captura de información a través de los métodos tradicionales, destacó. Paloma Merodio afirmó  que esta situación es mencionada en los planes estratégicos como una real preocupación, por el aumento en la tasa de no respuesta en las encuestas. Aclaró que México no es el único que tiene una brecha entre la captación del ingreso a través de cuentas nacionales y encuestas; como todos los países de la OCDE, dijo, tenemos que trabajar para generar mecanismos para la mejora de la captación, que es fundamental. Sobre el diferendo entre el INEGI y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), explicó que el instituto genera la materia prima con la que se produce la información para medir la pobreza, es quien levanta la encuesta nacional de ingreso-gasto, es la materia prima a través de la cual el Coneval establece la metodología y publica los resultados de pobreza cada dos años.

Te piede interesar: Sin condiciones para medir pobreza: Coneval

Expuso que uno de los principales retos del INEGI es el desconocimiento que existe sobre los lineamientos y las normas para los registros administrativos, tanto en los estados como a nivel federal y que presenta un subdesarrollo en la información que podría estar siendo generada para la toma de decisiones. El INEGI tiene una alta responsabilidad en buscar esta capacitación para los estados, municipios, y funcionarios federales, para que se genere información confiable para la toma de decisiones, advirtió. Ante la inconformidad de algunas asociaciones por su postulación a la Vicepresidencia del INEGI, Paloma Merodio dijo: “tengo una trayectoria ética probada, una independencia de criterio que he demostrado con mi trabajo  las evaluaciones que he publicado en la página de internet de Sedesol, así como mi paso por el IMSS, información pública a través de convenios y contratos con instituciones académicas, evaluaciones, que ha sido levantada de manera independiente, objetiva”. Agregó que “No existe mayor prueba de mi independencia de criterio que el que yo haya podido publicar ¿sobre los retos, oportunidades, a los que se enfrentan los programas de la Sedesol, así como ser la portavoz de las mejoras y las posibles adecuaciones que se pueden hacer para ganar mejoras operativas y de eficiencia en los programas que lleven a una mejor calidad de vida de los beneficiarios”.

Pablo Escudero Morales reiteró que después de escuchar la comparecencia y las respuestas, es más que evidente que cumple con holgura con la idoneidad y elegibilidad para ocupar el cargo al que fue propuesta, pues cumple con los requisitos previstos en el artículo 69 de la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica.

Detalló que Paloma Merodio es  licenciada en Economía por el ITAM y maestra en Administración Pública en Desarrollo Interinstitucional por la Universidad de Harvard,  por lo que cuenta  con un perfil profesional altamente calificado, fresco y conocedor de las necesidades y retos institucionales.

agch