Pidió una torta de lomo, pero la gente no dejó que comiera a gusto

México.— Previo a abordar un vuelo comercial con destino a Monterrey, Nuevo León, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ingresó a una cafetería para desayunar una torta de lomo, que no pudo comer.

Relacionado: Se reencuentra AMLO con 'El Bronco'

Al percatarse de la presencia del tabasqueño, una gran cantidad de personas ingresó al establecimiento para tomarse una fotografía con él, haciendo imposible que siquiera tocara su alimento, por lo que pidió su pedido “para llevar”.

No es una novedad que López Obrador cause revuelo en los aeropuertos del país, pero llama la atención porque es el presidente electo y viaja en vuelos comerciales y sin escolta, como lo prometió en su campaña.

López Obrador viajó rumbo a Monterrey acompañado de su ex coordinador de comunicación de su campaña electoral, César Yáñez para asistir al Encuentro y Diálogo Empresarial.

JAHA