El Pacto Mundial para la Migración Segura dará una nueva visión para que se garantice el respeto de los derechos humanos de migrantes

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— En las jornadas de análisis del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, senadores y funcionarios consideraron que este nuevo instrumento internacional dará una nueva visión de la migración que reconozca sus beneficios y garantice el respeto de los derechos humanos de los migrantes.

La senadora Sylvia Leticia Martínez Elizondo expresó que el Pacto busca una sociedad más justa, donde la condición migratoria deje de ser un aspecto adverso.

Te puede interesar: Revelan plan de inmigración de EU

Señaló que México es una nación de origen, tránsito y retorno de migrantes, por lo que es susceptible a participar en estas vertientes dentro de dicho instrumento internacional.

En la mesa Panorama General de las Negociaciones Multilaterales del Pacto Mundial, Miguel Ruiz Cabañas, subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, de la Secretaría de Relaciones Exteriores, comentó que esperan aprobar en septiembre de 2018 este instrumento, que dará a la comunidad internacional “una nueva visión de la migración”.

Una visión integral, amplia que considere todos los aspectos del fenómeno: económicos, sociales, culturales y factores de soberanía y de los Estados para controlar sus propias fronteras y decidir quién ingresa a sus territorios, precisó.

"Queremos un pacto que ayude a los Estados a desarrollar mejores políticas migratorias vinculadas a sus políticas económicas y sociales", sostuvo

Resaltó que, de parte de México, se quiere de un instrumento que reconozca los beneficios y no sólo los costos de la migración, así como una visión nueva que muestre más las oportunidades de este fenómeno para las economías y las sociedades de los países de origen, de tránsito y acogida.

Checa también: Aumenta inmigración de niños a EU

Ramón Ramírez Valtierra, jefe de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, aseguró que se trabaja en desarrollar una propuesta de México para la construcción dentro del Pacto para una migración regular, ordenada y segura.

Dijo que entre los ejes torales de esta postura se encuentra que los Estados deben promover mecanismos de control migratorio que protejan y salvaguarden los derechos humanos de las personas migrantes, así como promover la existencia de vías regulares como medio para alcanzar un migración segura, ordenada y regular

Precisó que se deben reconocer las positivas contribuciones económicas, sociales y culturales que realizan los migrantes, promover la inclusión, trabajar en contra de la intolerancia, la discriminación, el racismo, la xenofobia e incorporar la perspectiva de género en las políticas de migración.

Juan José Gómez Camacho, Representante Permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas, señaló que el Pacto no está pensado para que sea un instrumento jurídicamente vinculante, ya que “su fuerza está en la capacidad de lograr que todos los Estados miembros se identifiquen con él, en su credibilidad”.

Refirió que México tiene el corredor de migrantes más grande e importante del mundo, es por eso que se este instrumento debe encaminar a los Estados miembros para la generación de acciones, medidas y políticas que permitan que los derechos de los migrantes sean vigentes, sin cuestionar el derecho soberano de todas las naciones a controlar sus fronteras.

AGP