Denunciaron un nuevo ciberataque que se perpetró a nivel mundial golpeando esta vez a decenas de bancos y empresas, principalmente de Europa

Moscú.— Un nuevo ciberataque ha vuelto a actuar a nivel global contra organismos públicos y privados. De acuerdo al gobierno suizo, se trata de un virus de tipo ransomware —que secuestra la información de los equipos y sólo la devuelve a cambio de un rescate—  conocido como Petya (el diminutivo en ruso de Pedro) que ya habría atacado varios sistemas informáticos en todo el mundo en 2016.

Decenas de instituciones, empresas y bancos en Rusia y Ucrania se han visto afectadas por el ciberataque masivo, informó la compañía de ciberseguridad rusa Group-IB.

Por si no lo viste:  WannaCry se expande; lo peor está por llegar

"Varias compañías petroleras, financieras y de telecomunicaciones en Rusia y Ucrania han sido atacadas por el virus de cibersecuestro de datos Petya", según un comunicado de Group-IB.

Asimismo precisa que "Petya" es "un virus similar a WannaCry", que en mayo pasado afecto empresas de todo el mundo y a instituciones de países, como ocurrió con el sistema de sanidad británico (NHS).

A la espera de conocer la incidencia real del ataque, investigadores de la empresa rusa de ciberseguridad Kaspersky señalaron que el virus se extiende “por el mundo entero” y sostienen que un gran número de países están afectados.

Hasta el momento, la lista de afectados la componen empresas de todo el mundo. En ella se encuentran algunas como la multinacional alimentaria Mondelez, que es dueña de marcas como Oreo, Tang, Milka o Toblerone; la empresa de publicidad británica WPP, Nivea y varias infraestructuras críticas de Ucrania como su Banco Nacional, los sistemas informáticos de sus aeropuertos y la compañía estatal de energía.

Te puede interesar:  ¿Qué hacer ante un ataque cibernético?

En esta ocasión, la compañía petrolera rusa Rosneft y la naviera danesa Maersk han sido también víctimas de este ciberataque.

La firma danesa confirmó en un mensaje en Twitter que sus sistemas "se cayeron en múltiples sitios y en unidades de negocio debido al ciberataque".

El ciberataque mundial de mayo pasado afectó a más de 200 mil usuarios en 150 países.

Al igual que sucedió en el mes de mayo con Wannacry, el sistema empleado en esta ocasión por los piratas informáticos es el del ransomware. Una variante que consiste atacar un sistema informático, encriptar los archivos y solicitar un pago a la víctima a cambio de liberar la información.

Este tipo de ransomware se suele propagar por el mero hecho de abrir un correo electrónico o un archivo adjunto o la instalación de un programa en el ordenador. Ante un ataque de semejantes dimensiones lo primero que hay que hacer es “aislar los sistemas”, después hay que analizar el malware y ver cómo se propaga, que puede llevar “varias horas”.

AGP