América estuvo a punto de cometer un grave error que le pudo haber costado un revés ante los Pumas de la Universidad, aún sin jugar el compromiso.

Juan Antonio Dávalos

Juan Antonio Dávalos

Ciudad de México.- América estuvo a punto de cometer un grave error que le pudo haber costado un revés ante los Pumas de la Universidad, aún sin jugar el compromiso que se desarrolló en el Estadio Olímpico Universitario. Y es que, minutos antes del partido, Ricardo Antonio La Volpe iba a echar mano del Gerson Torres, sin embargo, el costarricense no estaba registrado y pudo haber incurrido en alineación indebida. De haber sucedido, América habría perdido los tres puntos. Torres reconoció que ni él mismo ni La Volpe sabían que no existía el registro “(dijo) el profe La Volpe que cómo era posible que hasta ahorita le avisaran eso”, externó el juvenil americanista. “Es cuando me di cuenta que no podía jugar”, comentó.

Te puede interesar: Amigos de Nicolás Castillo incomodan a la afición

“Sí me sorprende, porque ya habían preguntado semanas antes y que todo estaba arreglado. Me sorprende bastante porque ya faltaban dos minutos para salir a calentar”, apuntó. “No me dijeron nada. Nada más me dijeron que había unos problemas con los papeles por ahí y no podía jugar, entonces ya me cambié”, subrayó. “Estaba muy emocionado porque había tenido una buena semana. Estaba emocionado porque iba a jugar y sentía que iba a hacer las cosas bien. A levantar la cabeza y seguir entrenando para esperar que me den la oportunidad”, dijo.

Te puede interesar: El cuadro de Coapa le pega a los Pumas 

Debido a que no completaban los jugadores que tenían que estar en la banca, tuvieron que llamar a otro jugador que se encontraba en su casa, y llegó 20 minutos después de haber arrancado el duelo. J A D Foto: Twitter