Ahora con esto de las críticas a las pensiones de los jueces y magistrados... hablemos de austeridad

Siete24.mx

Siete24.mx

Ahora con esto de las críticas a las pensiones de los jueces y magistrados, como es el caso de la exministra de la Suprema Corte de Justicia, Olga Sanchez Cordero, quien recibe más de 200 mil pesos al mes por este concepto y la reducción de salarios en el Poder Judicial, entre otras medidas ha desatado la polémica de las virtudes y defectos de tales medidas, donde obviamente hay posiciones encontradas.

Por una parte varios medios realizaron un análisis de los sueldos y concluyeron que los jueces en México son los mejores pagados en Latinoamérica y por la otra, una de las más polémicas ha sido la declaración del ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar, que comentó lo siguiente: “Tener remuneraciones y condiciones de retiro razonables y dignas, que les permitan tener la humana tranquilidad para reflexionar sus análisis y decisiones sin presiones ni internas ni externas que doblen la vara de la justicia".

Les preguntaría a ustedes y al señor ministro: ¿Qué dicha vara no está más doblada que el alambre de un resorte”.

Abundan en los medios noticias de delincuentes que son liberados por los jueces de manera poco clara. Pero no hay que ahondar mucho, cualquier pasante de leyes que acude diariamente a los juzgados nos puede dar una catedra de las corruptelas que ahí existen, las cuales van desde la simple obtención de copias ilegales de los expedientes, el famoso “recurso de alzada” (desaparecer el expediente) y un sinnúmero más recursos “legales”.

Existe una gran cantidad de casos, que, si bien en algunos se ha dictado sentencia, no ha quedado claro lo que realmente sucedió, basta mencionar los asesinatos del Obispo Posadas y Luis Donaldo Colosio, el accidente aéreo donde murieron Juan Camilo Muriño y Jose Luis Santiago Vasconcelos entre otros. Resultado de esto es que ya nadie le cree a nuestra autoridad por más pruebas que dé.

Y ni hablar de los casos de corrupción, aquí si creo que ganemos la medalla de oro mundial, existe un gran número de casos conocidos, los cuales no tiene caso mencionarlos ya que son de dominio público. De estos muy pocos son juzgados y menos aun sentenciados. Desconozco de leyes, pero como diría un celebre político mexicano, tengo sospechosísimo de tanto gobernador huido, capturado, extraditado y reducidos los cargos o liberado, ¿no será ya una táctica legal para eludir a la justicia?

Y en delitos electorales nadie se salva, todos los partidos hacen tropelía y media, y con una multa ya quedo. Y si dentro de lo observado por el INE existe algún otro delito, este se desvanece como por arte de magia, ya nadie los persigue. Y si no ahí les dejo el lavado de dinero de Morena, a ver qué pasa.

En Mexico solamente se denuncian el 6.4% de los delitos y de este solo se atiende y resuelve un 51%, es decir de cada 100 delitos cometidos 3.2 delitos son atendidos, y no sabemos en cuántos de estos hubo mano negra.

La mayoría de los candidatos proponían subir el sueldo de las policías, pero en realidad hemos visto que esto de poco sirve, seguimos teniendo policías corruptas a todos niveles, desde el simple policía de transito que se dedica a ver como completa la quincena hasta los altos jefes que brindan protección al crimen organizado, ellos siempre pagan más.

Sin diferencia alguna, tanto en el sector público como el privado, por alto o bajo que sea el sueldo de alguien, mientras no exista el riesgo de sufrir las consecuencias les será más fácil corromperse. El policía recibe sus cien pesos con la misma tranquilidad que el funcionario sus millones, al fin y al cabo, nada pasa.

Nuestros vecinos del norte son un claro ejemplo, en su país donde si hay consecuencias se portan como ciudadanos modelo, pero apenas cruzan la frontera algunos de ellos son unas verdaderas lacras que tiran basura, cruzan la calle donde se les da la gana, ingieren alcohol en vías públicas, manejan en estado de ebriedad, etc., al fin y al cabo, están en el país de no pasa nada.

El gran problema de este país se llama IMPUNIDAD, mientras se pueda evadir, doblar, incluso violar la ley sin consecuencias ninguna medida servirá.

Exijamos acabar con la impunidad, esto si va a ayudar a México a ser mejor.

 

Domingo Días
domingo.dias@yahoo.com.mx