La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad de 370 votos a favor, el dictamen que retira el fuero a los políticos, incluido el Presidente

México.— La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad de 370 votos a favor, el dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales con reformas a la Carta Magna con el fin de eliminar el fuero, la ley ahora pasa al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

Desde temprana hora, la Comisión de puntos constitucionales aprobó el dictamen por unanimidad, mismo que fue analizado luego de más de 30 propuestas y ahora todos los grupos parlamentarios se adjudican la paternidad de la iniciativa.

El pleno de la Cámara de Diputados, entre aplausos, parabienes, porras y gritos de “¡sí se pudo!”, mostró su beneplácito por la aprobación.

El camino que recorrerá esta iniciativa va contra reloj dado que quedan cuatro sesiones para que termine la presente legislatura y falta la aprobación de por lo menos 51 congresos locales dado que se trata de una reforma constitucional.

Daniel Ordoñez, presidente de la Comisión, enfatizó que se elimina el fuero incluso para el Presidente de la República, que podrá ser sometido a juicio político, con lo que se termina el estado de excepción a su favor.

LEE TAMBIÉN FMI alerta sobre efectos de la corrupción en México

Recalcó que se deja intocada la protección legal a legisladores para que no puedan ser perseguidos por la expresión de sus ideas; aunado a que se elimina la figura del juicio de procedencia. En el debate, los legisladores de todas las fracciones calificaron como histórica la decisión y llamaron a que nadie se la adjudique, porque es un logro de la ciudadanía.

El dictamen, que elaboró la Comisión de Puntos Constitucionales, señala que el fuero se creó como una protección para garantizar la libertad de expresión de los funcionarios, inicialmente de los legisladores, de tal manera que les impidiera ser procesados penalmente por la manifestación de sus ideas.

Sin embargo, añadió que con el paso del tiempo su propósito se desvirtuó hasta convertirse en una inmunidad procesal frente a prácticas de corrupción o conductas delictivas.

Subrayó que, en la era actual, el fuero “ha perdido sentido”, por lo cual es imperioso desaparecerlo como figura institucional, así como su respectiva remoción denominada “declaratoria de publicidad” (desafuero).

emc