Foto de Israel Lorenzana

Entre alabanzas, rezos y lágrimas uno a uno fueron mencionando los nombres de las víctimas

Israel Lorenzana

Israel Lorenzana

Ciudad de México.— Entre maquinaria pesada, familiares y amigos de los fallecidos y desaparecidos que dejó la explosión del pasado 18 de enero en la zona de San Primitivo Tlahuelilpan, Hidalgo, llevaron a cabo un rezo en el lugar del accidente.

En la zona ubicada a un costado de la brecha donde se registró la fuga del ducto que explotó y mató a más de 130 personas y dejó lesionadas a 60, se colocaron cruces en recuerdo de las personas que perdieron la vida.

Entre alabanzas, rezos y lágrimas uno a uno fueron mencionando los nombres de hombres, mujeres, niños recordando que sólo se adelantaron en el camino.

Adultos, con palas y maquinaria comenzaron a cubrir con tierra la zanja descubierta desde hace un mes y donde fueron encontrados algunos cuerpos al otro día de la explosión.

ebv