Francisco nombró a Crispín Ojeda Márquez nuevo obispo de Tehuantepec

Ciudad del Vaticano.—  A través de la Nunciatura Apostólica, el papa Francisco ha promovido este viernes al obispo colimense Crispín Ojeda Márquez, al momento auxiliar de la Ciudad de México, como titular de la Diócesis de Tehuantepec, Oaxaca.

De este modo, Ojeda Márquez dejará la Sexta Vicaría Episcopal en la capital de México (ubicada al sur de la ciudad) para emprender una nueva encomienda episcopal en la región del istmo oaxaqueño, particularmente en un proceso de reconstrucción importante tras los sismos de septiembre del 2017 que dejaron fuertes afectaciones en varios poblados y ciudades de la diócesis.

Además de la reconstrucción, Ojeda Márquez también heredará un trabajo de atención a migrantes y comunidades zapotecas del istmo; al tiempo que su servicio pastoral en la región coincidirá con uno de los proyectos centrales de desarrollo del sureste que el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador ha anunciado: la modernización de la infraestructura de comunicaciones en la línea férrea del Istmo que reconectará Salina Cruz con Coatzacoalcos.

Crispín Ojeda, de 65 años, nació en Tecomán, Colima. Hizo sus estudios en el Seminario Diocesano de Colima, fue ordenado sacerdote en su ciudad natal el 27 de diciembre de 1979 y por su dedicación a la lectura fue enviado a Roma a perfeccionar sus estudios de Licenciatura en Filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Fue consagrado obispo por el cardenal Norberto Rivera Carrera en 2011 y ha realizado servicios diocesanos en prácticamente todas las áreas de estudio sacerdotal: Seminarios, Colegio Mexicano, Catequesis, Institutos de Vida Consagrada y Universidad Pontificia de México.

LEE AMLO invita formalmente al Papa

emc