El Gobierno federal anunció un nuevo programa nacional de vivienda, además de diversas irregularidades de la pasada administración en el INFONAVIT

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— El director del INFONAVIT, Carlos Martínez Velázquez, anunció que en el mes de abril el Gobierno federal dará a conocer su nueva política de vivienda, en la que se buscará garantizar el derecho humano a una vivienda asequible y cercana a los centros de trabajo. Ajustando las líneas de financiamiento de los trabajadores de acuerdo con sus necesidades y con un nuevo esquema en materia de cobranza para que no haya despojos ni maltrato a los trabajadores.

En conferencia de prensa, acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador y de los secretarios de Hacienda y Sedatu, Carlos Urzúa y Román Meyer, el director del INFONAVIT sostuvo que este Instituto para la vivienda de los trabajadores encareció su operación 80% durante la administración pasada con Peña Nieto.

El gasto operativo del INFONAVIT creció 80% sin que el número de créditos aumentara, es decir se hizo más caro operar el mismo número de créditos, situación que ya se investiga pues durante la gestión del ex director David Penchina, hubo partidas que se incrementaron hasta en más del doble sin que esto se viera reflejado en mejores resultados para el Instituto.

Te puede interesar Tunden a esposa de AMLO en redes por ‘Mamado Nervo’

A la fecha en tan sólo un mes, explicó Carlos Martínez Velázquez, han logrado recortes por 1200 millones de pesos sin que se hayan afectado las metas operativas del instituto, y por el contrario, en el mes de enero otorgaron más créditos de lo que se había hecho en el mismo periodo de 2018 y 2017.

Martínez Velázquez dijo que derivado del diagnóstico que realizan previo al lanzamiento de la nueva política de vivienda, se dieron a la tarea de hablar con los trabajadores a fin de escuchar sus necesidades en materia de vivienda y ver las condiciones en que vivían en muchos desarrollos del Infonavit.

Lo que encontramos, destacó, es que del 2000 al 2018 se siguió un modelo expansivo de vivienda en el que se hicieron desarrollos alejados de los centros de trabajo y muchas veces se construyó incluso en zonas de riesgo.

Te puede interesar La Constitución está muy parchada: AMLO

También se hicieron desarrollos que no cuentan hasta la fecha con servicios básicos como agua o electricidad, lo que tuvo como consecuencia del abandono de viviendas y la insatisfacción de miles de trabajadores que invirtieron y abandonaron su patrimonio.

En este sentido puntualizó que de acuerdo con el reporte de CONEVAL e INEGI, se tiene el registro de cinco millones de viviendas abandonadas. El INFONAVIT registró el año pasado 58 mil viviendas abandonadas y se ha visto un ritmo de aproximadamente 80 mil viviendas abandonadas por año, por lo que ya trabajan con con la Sedatu en un programa de recuperación de viviendas abandonada.

El director del INFONAVIT informó que hasta diciembre del año pasado el 92% de lo que compraba el Instituto era a través de adjudicación directa o de unos "mal llamados" procedimientos especiales que aplicaban a distintas materias de las compras.

Esto se buscará revertir para que la mayoría de las compras del Instituto sean a través de licitaciones públicas, con lo que se podrían generar ahorros de entre 15 y 30 por ciento, en concordancia con el programa de responsabilidad compartida que buscan implementar para apoyar a los trabajadores que menos tienen.

JFM