Un juez ordenó prisión preventiva para nueve presuntos huachicoleros que se enfrentaron con militares en Palmaritos, Puebla

México.— Un juez ordenó prisión preventiva para nueve personas supuestamente vinculadas con el enfrentamiento ocurrido el miércoles en Puebla entre militares y presuntos huachicoleros que dejó un saldo de 10 muertos. La Fiscalía General de Puebla indicó en un comunicado, que aportó los "suficientes elementos probatorios" para que el juez de control dictara la medida contra estas personas por lo ocurrido esta semana en el poblado Palmarito. Además, otros cuatro menores detenidos fueron canalizados al sistema de justicia para adolescentes.

LEE TAMBIÉN: PF busca a atacantes de familia en la México-Puebla El 3 de mayo se registró un tiroteo cuando integrantes del Ejército acudieron al poblado tras ser alertados de una toma clandestina de combustible a manos de los llamados "huachicoleros", como se conoce popularmente a quienes se dedican al robo de combustible para su posterior venta a precios muy bajos. El enfrentamiento dejó cuatro militares y seis civiles muertos, incluyendo un menor que falleció cuando se encontraba hospitalizado y que formaba parte de los detenidos por las fuerzas de seguridad. La Fiscalía afirmó que el representante social formuló imputación en contra de cuatro de los detenidos por los delitos de homicidio, tentativa de homicidio, portación de arma de fuego e instrumentos prohibidos y delitos cometidos contra servidores públicos. Mientras que al resto se les acusó de los mismos cargos, a excepción del delito de homicidio. "En próximos días se llevará a cabo la audiencia de vinculación a proceso", indicó la Fiscalía.

TE PUEDE INTERESAR: Militares y artillería reforzarán Puebla: Gali Fayad La institución, mientras tanto, continuará "con la realización de actos y técnicas de investigación y obtención de pruebas científicas". Tras el enfrentamiento, el gobernador de Puebla, Antonio Gali, anunció el reforzamiento de la presencia del Ejército en la región para acabar con las bandas dedicadas al robo de combustibles, y el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ordenó el diseño de "una estrategia integral" contra este delito.

emc