Bayern Múnich volvió a humillar al Arsenal al golearlo 1-5 (marcador de 2-10 en el global) para eliminarlo de la Champions League en los Octavos de Final.

Siete24.mx

Siete24.mx

Londres, Inglaterra.— Bayern Múnich volvió a humillar al Arsenal al golearlo 1-5 (marcador de 2-10 en el global) para eliminarlo de la Champions League en los Octavos de Final por séptimo año consecutivo.

La rigurosa expulsión de Laurent Koscielny a los 9 minutos del segundo tiempo frenó en seco las esperanzas de los de Londres, que, tras un primer tiempo primoroso, llegó a soñar incluso con la remontada.

Del fin de semana: Continúan firmes en la cima alemana

Sin embargo, la doble amarilla al capitán y el posterior gol de penalti de Lewandowski dejó 'tocados' a los de Arsene Wenger, que bajaron los brazos y recibieron cuatro goles más para caer por el mismo resultado que hace tres semanas en el Allianz Arena.

Tras una serie de ocasiones con peligro, primero de Olivier Giroud y más tarde de Bellerín, Walcott castigó la pereza del Bayern en el minuto 20: el inglés recibió el balón tras un saque de banda, se quitó de encima a Alaba y fusiló a Neuer para animar a una grada que empezaba a confiar.

Poco o nada se vio del Bayern en los primeros 45 minutos. Los de Carlo Ancelotti parecían aletargados, superados en todo momento por un Arsenal inspirado.

Sin embargo, el punto de inflexión del encuentro llegó poco después, en el 54, después de que el árbitro castigara con penalti y expulsión una entrada dentro del área de Koscielny sobre Lewandowski.

El ariete polaco engañó a Ospina y subió el 1-1 al marcador para difuminar de un plumazo cualquier atisbo de remontada de los 'Gunners'. Con 10 jugadores, hundido moralmente y sabedor de que su eliminación era un hecho, el Arsenal se relajó y se convirtió en un coladero, hasta recibir cuatro goles más.

Te puede interesar: Ya tendrían al sustituto de Arsene Wegner

La remontada la completó Robben en el minuto 65, aprovechando un error en la salida de Ospina para plantarse solo y definir magistralmente con la zurda ante la salida del colombiano.

Los errores se sucedían y 10 minutos más tarde fue Xhaka el que falló en la entrega para dejar que Douglas Costa, quien había entrado poco antes por Robben, encarara a Mustafi y soltara un zurdazo que se fue cerrando hasta colocar la redonda en el fondo de las mallas.

El chileno Arturo Vidal con dos tantos, el primero picando el esférico ante la salida de Ospina, completó la goleada de los de Ancelotti, que llegan a octavos con paso firme y vuelven a humillar a un Arsenal en el que Wenger parece, 20 años después, haber cumplido su ciclo.

[Texto y Foto: EFE]