Andrés Manuel López Obrador y Alejandro Díaz de León

En la presentación del Informe Trimestral por primera vez participaron los subgobernadores Gerardo Esquivel y Jonathan Heath

Siete24.mx

Siete24.mx

Ciudad de México.— El Banco de México (Banxico) revisó a la baja las perspectivas de crecimiento sobre la actividad económica en país para este año y 2020, mientras para la inflación mantuvo su expectativa de que alcanzará niveles alrededor de la meta durante el primer semestre del año próximo.

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, informó que para este año se revisó el intervalo de crecimiento esperado del previo entre 1.7 y 2.7 por ciento, a uno de entre 1.1 y 2.1 por ciento, mientras que para 2020 lo ajustó de uno de entre 2.0 y 3.0 por ciento, a uno de entre 1.7 y 2.7 por ciento.

En conferencia de prensa al presentar el Informe Trimestral, y donde por primera vez participaron los subgobernadores Gerardo Esquivel y Jonathan Heath, Díaz de León sostuvo que la actividad económica parte de la desaceleración registrada en el último trimestre del año pasado y en la caída que mantiene la actividad minera y el deterioro del sector de la construcción.

Te puede interesar Gasto y Pemex presionan la calificación de México: Moody's

Los elementos que están detrás de esta revisión, a nivel externo, está un menor dinamismo del comercio mundial, así como una desaceleración de la actividad económica y de la producción industrial en Estados Unidos.

A nivel interno, dijo, se presentó una desaceleración más pronunciada en el primer semestre de 2018, en particular al cierre del año, lo que genera una menor base de crecimiento para los trimestres siguientes.

Además, se ha reducido la estimación de crecimiento para el primer trimestre de 2019, debido a elementos transitorios, como problemas logísticos y de distribución de combustibles en enero y las interrupciones a las vías férreas en Michoacán.

Te puede interesar Goldman Sachs recorta pronóstico de crecimiento para México

Asimismo, posibles efectos de los conflictos laborales en Matamoros y en el norte del país, la menor producción petrolera y la persistente y más marcada atonía de la inversión, refirió el funcionario del banco central al presentar el “Informe Trimestral” octubre-diciembre 2018.

La corrección de la expectativa presenta más riesgos sesgados a la baja, ante los elementos de incertidumbre, que podrían afectar de nuevo a la inversión, detonados desde adentro del país, por la persistencia de nuevos episodios como el desabasto de combustible, conflictos laborales o bloqueos de vías de comunicación, argumentó el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.

Acotó que también hay riesgos de choques externos que impactarían el panorama económico, que pueden venir del escalamiento de tensiones comerciales, la adopción de medidas proteccionistas a nivel mundial; episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales, una desaceleración de la economía y comercio mundial mayor a la esperada y el retraso de la ratificación del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.

ebv