El Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México inauguró hoy la exposición "Éxtasis del color", del pintor mexicano Rufino Tamayo

México.— El Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México inauguró hoy la exposición "Éxtasis del color", del pintor mexicano Rufino Tamayo, con el fin de "acercar este arte que a los jóvenes puede parecer muy lejano". 

"El público joven puede simpatizar con la obra de Tamayo", asegura la directora del Museo de Arte Moderno, Sylvia Navarrete.

"Queremos tratar de acercar este arte que a los jóvenes puede parecer muy lejano", dijo sobre la exposición. La conexión con un nuevo público joven se sustenta en la mirada del pintor (1899-1991) sobre acontecimientos revolucionarios del siglo XX.

"Los fenómenos juveniles, los hippies, el rock and roll", enumera Navarrete, también curadora de la muestra. Navarrete detalló que el proceso de curaduría buscó a "un Tamayo no solo asociado al mito de sí mismo, sino un Tamayo siempre interesado por la juventud".

Cincuenta y tres obras componen una exposición que se estructura de manera no lineal, alternando obras tempranas con cuadros más tardíos. La curadora instó a los jóvenes a imprimir su mirada actual hacia la obra del artista oaxaqueño, con el fin de escrutar la polisemia presente en su trayectoria.

LEE TAMBIÉN: ¿Quién era Ehécatl?

"Tamayo se le puede redescubrir con una mirada nueva para apreciar tanto su obra temprana, que es muy interesante, muy primitiva, como sus evoluciones posteriores hacia un lenguaje mucho más abstracto y espectacular", explicó.

La inauguración coincide con una época en la que "los museos están abarrotados", cuenta la directora, quien atribuye este éxito a un comportamiento social que empieza a alcanzar los límites del consumismo para encontrarse con el arte en sus confines.

"El público se da cuenta de que puede obtener mayor satisfacción viendo arte que yendo a comprar", zanjó. Por su parte, la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes(INBA), Lidia Camacho, apeló al poderío visual del colorista para atraer al público.

"Muchos jóvenes se van a sentir muy atraídos por el color", dijo, si bien no restó peso a la semántica presente en las obras de Tamayo, considerando que aglutinan "temáticas que tienen que ver con nuestra identidad".

¿TE PUEDE INTERESAR? Diego y Frida tendrán su serie

El museo presenta una labor inclusiva para los más pequeños, apostando por actividades didácticas para acercarlos al arte. "Nosotros queremos que vengan muchos jóvenes, niños, hay todo un programa didáctico preparado para los pequeñines para que descubran a este gran pintor oaxaqueño", agregó.

La exposición permanecerá abierta en la capital mexicana hasta el próximo 27 de agosto.

emc