De 2014 a 2016, el poder adquisitivo de la clase trabajadora en México tuvo una mejora, al subir el ingreso laboral real per capita de mil 604.2 a mil 699

México.— De 2014 a 2016, el poder adquisitivo de la clase trabajadora en México tuvo una mejora, al subir el ingreso laboral real per capita de mil 604.2 a mil 699, con un aumento del 5.9 por ciento, afirmó Luis Enrique Miranda Nava, titular de la Sedesol.

Al presentar un informe sobre los avances que ha tenido la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en ese lapso, el funcionario federal aseveró que también hubo mejorías en el índice de tendencia laboral.

En ese sentido explicó que actualmente 2.4 millones de personas más cuentan con ingresos laborales suficientes para cubrir el costo de la canasta básica alimentaria, aunque aclaró que no es que hayan ingresado más personas a trabajar, sino que las que trabajaban mejoraron su poder adquisitivo.

Esto representa un importante avance luego de que el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza, elaborado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), reportó una reducción del cinco por ciento de su valor entre 2010 y 2014.

Ya leíste: Peña Nieto destaca generación de empleos

Expuso que de 2005 a 2012, siete millones de personas perdieron la capacidad de adquirir la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo, sin embargo, desde al cuarto trimestre de 2015, 2.4 millones de personas más cuentan con ingresos laborales suficientes para cubrir el costo de la canasta alimentaria.

En una reunión donde el secretario de Desarrollo Social rompió el protocolo y dio paso primero a la sesión de preguntas y respuestas, reveló que el principal reto para la dependencia que encabeza en lo que resta de la presente administración seguirá siendo la pobreza.

En ese sentido expuso que la pobreza se divide en dos temas: uno es el ingreso, y otro en los derechos sociales como salud vivienda, educación, seguridad social, "los cuales tienen que estar equilibrados o de lo contrario no se puede decir que se ha combatido la pobreza".

“Si esos cruces no son alternos, aunque uno tenga el ingreso y una línea de bienestar mayor, si no tiene alguno de los derechos cubiertos, su ingreso se pulveriza y en lugar de ir creciendo sus derechos se reducen para bajar a pobreza moderada”, explicó.

El ingreso permitió mejorar la carencia alimentaria

En este marco, Miranda Nava aseguró que de acuerdo con datos del Coneval del año 2014 al 2016 hubo una reducción en todas las carencias y rezagos sociales, de manera que la carencia alimentaria se redujo en 1.6 millones de personas.

Asimismo se redujo en 1.3 millones de personas la carencia de salud; hay 585 mil personas menos en rezago educativo; 1.4 millones en carencia de seguridad social; 581 mil personas menos carecen de vivienda y servicios básicos, y 183 mil personas menos están en carencia de vivienda y calidad y espacios.

A grandes rasgos, el secretario destacó que en los primeros cuatro años de la administración federal actual se han invertido más de 390 mil millones de pesos, 40 por ciento más en términos reales que en la administración anterior.

Como resultado de ello, abundó, la Sedesol apoya a tres de cada 10 mexicanos, cuatro de cada 10 mujeres, seis de cada 10 adultos mayores de 60 años, tres de cada 10 jóvenes y cuatro de cada 10 niños con diversos programas sociales.

Te puede interesar: Buena noticia no llevar empleos a México: Casa Blanca

Aseguró que en lo que resta de la presente administración el reto seguirá siendo combatir la pobreza, para lo cual se mantendrán los esfuerzos para identificar en dónde se encuentran a fin de atenderlos de forma directa y con planes integrales que les permitan su desarrollo.

emc