Selección Brasileña con lesionados. Foto: EFE

El equipo médico de la selección de Brasil, liderado por el doctor Rodrigo Lasmar, está trabajando a destajo desde que comenzó la Copa América 2019

Salvador, Brasil.-  El equipo médico de la selección de Brasil, liderado por el doctor Rodrigo Lasmar, está trabajando a destajo desde que comenzó la Copa América 2019, pues ya son varios los jugadores que han tenido que pisar la enfermería de la Canarinha.

Sufrida coronación de Brasil

Las lesiones, de diversa consideración, del centrocampista Arthur, el portero Ederson, el central Eder Militao y la máxima estrella de Brasil, Neymar, este último desconvocado, han obligado al técnico Tite a cambiar sus planes sobre la marcha.

La más grave de todas es hasta el momento la del delantero del París Saint-Germain.

En medio del escándalo tras haber sido denunciado por violación por una mujer, Neymar recibió una fuerte entrada por detrás antes de cumplirse el minuto 20 en el amistoso preparatorio contra Catar y, en el intento por evitar que le cazaran, se dobló el tobillo.

Abandonó el estadio Mané Garrincha de Brasilia en muletas y poco después se confirmaron los peores presagios: esguince del ligamento lateral externo del tobillo derecho con un tiempo estimado de baja de un mes, o sea, adiós a la Copa América.

Antes de esa lesión, el camisa 10 ya estuvo tres días en observación en su primera semana de entrenamientos con la selección por molestias en la rodilla izquierda.

El segundo contratiempo importante para Tite ha sido la lesión de Arthur Melo, también titular indiscutible, en la rodilla derecha.

En el otro amistoso previo a la Copa América contra Honduras, el centrocampista del Barcelona fue atropellado por Romell Quito, que de hecho fue expulsado, con una entrada durísima a la altura de la rodilla.

Las muestras de dolor de Arthur, retorciéndose sobre el césped del estadio Beira-Rio de Porto Alegre, no daban lugar al optimismo, ya que ocurrió el domingo 9, a menos de una semana para el debut de la Canarinha contra Bolivia en el estadio Morumbí de Sao Paulo.

El volante azulgrana se perdió dos sesiones de entrenamiento y saltaron todas las alarmas. La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) no explicaba el alcance de la lesión.

Los rumores de una nueva desconvocatoria crecían, pero finalmente Arthur respondió al tratamiento y empezó a entrenar en solitario el pasado miércoles y con el grupo un día después.

Sin embargo, Tite no quiso arriesgar y le sentó en el banco de reservas para el partido inaugural contra la Verde. Le sustituyó Fernandinho, quien formó pareja en el doble pivote con Casemiro, lo que dificultó las labores de creación del equipo.

Los servicios médicos ganaron un nuevo paciente con Ederson Moraes, segundo portero de la selección por detrás de Alisson Becker.

El arquero del Manchester City estará de baja hasta la semana que viene y es posible que no esté disponible para el segundo partido de la fase de grupos del próximo martes frente a Venezuela en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador.

La culpa, una pequeña lesión muscular en el gemelo que sufrió durante un entrenamiento. La comisión técnica pudo haber llamado a un sustituto, pues fue antes del partido inaugural, pero decidieron quedarse con él hasta completar el tratamiento.

El último lesionado se conoció el sábado. El zaguero Eder Militao, recientemente fichado por el Real Madrid y suplente con Brasil, abandonó la sesión de entrenamiento por unas molestias en la cadera izquierda.

Está en observación y será evaluado en el entrenamiento previsto para hoy en el estadio Manoel Barradas, más conocido como Barradao, en la ciudad de Salvador.

El equipo médico de la Brasil de Tite lo encabeza Rodrigo Lasmar, uno de los nombres más reconocidos en el ámbito de la medicina deportiva brasileña.

Fue el que operó a Neymar del quinto metatarsiano del pie derecho en 2018, meses antes del Mundial de Rusia, y es hijo del médico Neylor Lasmar, quien también cuidó de la salud de los futbolistas del combinado verde-amarillo en la década de los 80.

La actual comisión médica de la pentacampeona del mundo la completan el médico asistente Felipe Kalil, un fisiólogo (Guilherme Passos), tres fisioterapeutas (Ricardo Sasaki, Caio Mello, Guilherme Fialho) y dos masajistas (Marcelo Araújo y Serginho Oliveira).

EFE