"Game of Thrones" extendió su imperio televisivo en los Emmy

Los Ángeles.- Game of Thrones extendió su imperio televisivo en los Emmy, en los que se llevó hoy el premio a la mejor serie dramática, mientras que The Marvelous Mrs. Maisel arrasó con su primera temporada en los apartados de comedia de los galardones más importantes de la pequeña pantalla.

La noche resultó amarga para candidatos latinos como Penélope Cruz o Édgar Ramírez, que se fueron sin nada, pero contó con momentos tan dulces y románticos como una sorprendente pedida de mano sobre el escenario por parte de uno de los ganadores.

Con nueve premios en la 70 edición de los Emmy, la serie de fantasía épica de HBO Game of Thrones amplió hoy hasta las 47 estatuillas su récord absoluto en estos galardones, en los que es la producción más premiada de la historia.

Tras ausentarse en 2017 de los Emmy por el retraso de su séptima temporada, la serie regresó por la puerta grande y sumó su tercer Emmy a la mejor serie dramática tras los de 2015 y 2016

"El show no existiría sin la locura mágica de George R. R. Martin", concedió David Benioff, uno de los creadores de la serie junto a D.B. Weiss, quien indicó que Game of Thrones es "tan buena como la gente que la lleva a cabo".

Claire Foy, la reina Isabel II de The Crown, dio la sorpresa como mejor actriz al destronar a Elisabeth Moss de The Handmaid's Tale, serie que fue una de las derrotadas de la velada.

Por su parte, Matthew Ryhs otorgó la mejor despedida posible a la serie de espías "The Americans" al llevarse el premio al mejor actor dramático, que dedicó a su pareja en la vida real y en esta producción, Keri Russell.

Como una aplanadora pasó por las categorías de comedia The Marvelous Mrs. Maisel, ya que se llevó el premio a la mejor serie, mejor actriz protagonista (Rachel Brosnahan), mejor actriz de reparto (Alex Borstein), mejor dirección y mejor guion (ambos para Amy Sherman-Palladino).

Por su parte, Bill Hader ("Barry") ganó el premio al mejor intérprete de comedia para el que sonaba como gran aspirante Donald Glover ("Atlanta").

Los Emmy no dieron ninguna alegría hoy a los latinos, puesto que Antonio Banderas ("Genius: Picasso"), John Leguizamo ("Waco) y Penélope Cruz, Édgar Ramírez y Ricky Martin (los tres por American Crime Story: The Assassination Of Gianni Versace) no pudieron vencer en sus respectivas categorías.

Game of Thrones, con nueve premios, fue la más premiada por delante de The Marvelous Mrs. Maisel, con ocho estatuillas, mientras que por compañías HBO y Netflix empataron a 23 reconocimientos.

 

Estos Emmy también eran los primeros tras el movimiento "Me Too" y el terremoto de escándalos sexuales que traumatizaron a Hollywood, por lo que los presentadores de la gala, Colin Jost y Michael Che, dieron la bienvenida a los talentos de Hollywood "que no han sido cachados todavía".

 

Pero por más risas y lágrimas que hubo hoy nadie pudo superar a Glenn Weiss, quien, tras llevarse el Emmy a la mejor dirección de un especial de variedades por la última ceremonia de los Óscar, aprovechó su discurso de agradecimiento para pedirle matrimonio a su novia Jan, que se encontraba entre el público y dijo "sí, quiero". 

Emmy

npq