Los narcos comercializan drogas en forma de “brownies”, “grapas”, “hot cakes”, “muffins” o cigarros, para hacerlas más “atractivas” para menores.

México. –  Los narcomenudistas comercializan drogas en forma de “brownies”, “grapas”, “hot cakes”, “muffins” o cigarros, para hacerlas más “atractivas” para menores, alertó la Procuraduría General de Justicia capitalina

Seguro te interesa: Narco da “trabajo” a 30 mil niños en México

Los jóvenes, explicó Marcela García Torres Vega, titular de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo, son propensos a dejarse “enganchar” por los vendedores, debido a que inicialmente éstos les ofrecen los estimulantes en forma de “premios” o “regalos”.

“Ellos se ven involucrados en este tema, muchas veces para saber qué se siente”, indicó la funcionaria, quien aseguró que los niños y los adolescentes consumen estas sustancias por primera vez generalmente en lugares públicos.

Al considerar que es lamentable que los jóvenes puedan tener acceso a estupefacientes fuera de las escuelas, en los parques o centros de entretenimiento, a través de amigos y redes sociales, la servidora pública reconoció la importancia en la difusión clara y objetiva de este delito relacionado con la farmacodependencia, pues los menores se encuentran en peligro de verse relacionados con otro tipo de delitos como el robo.

“Cuando se van involucrando, les cuesta trabajo salir y muchas veces terminan vendiendo también para poder solventar el consumo. Esa situación se ve reflejada en un aspecto que va deteriorando su capacidad de discernimiento”, apuntó.

Sobre las medidas que se pueden tomar para prevenir que los menores consuman estas sustancias ilegales, la fiscal destaca la necesidad de que los jefes de familia platiquen con sus hijos y estén al tanto de sus actividades.

“Lo más importante es la comunicación, los padres deben estar alerta del comportamiento de sus hijos”, e identificar a tiempo comportamientos hostiles, bajo rendimiento académico, somnolencia, o signos físicos como ojos rojos y resequedad en la boca, para tomar medidas a tiempo.

García Torres Vega destacó que, desde la creación de la Fiscalía, en 2012, se han liberado a 143 adolescentes consumidores y se les ha atendido en las Unidades Médicas: “Independientemente de su cualidad de farmacodependientes o de adictos, son personas menores de edad, entonces de inmediato se les atiende”, agregó la funcionaria.

También puedes leer: Narco paga con comida a niños

agch