Alejando Solalinde declinó la invitación del virtual presidente electo

México.— El sacerdote católico y activista mexicano Alejando Solalinde declinó la invitación del virtual electo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para ser el titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) del país.

"He decidido declinar la invitación para ser el próximo ombudsman", afirmó Solalinde en una rueda de prensa en la que confirmó y expresó su decisión de no tomar el cargo cuando asuma el nuevo Gobierno mexicano el próximo 1 de diciembre.

Solalinde, reconocido defensor de derechos humanos y de migrantes en México, aseguró que aunque el cargo de ombudsman y ministro religioso no son excluyentes, su decisión se sustenta en su intención de mantenerse libre e independiente en su apostolado.

RECOMENDAMOS Las reformas que planea AMLO

"No hay ninguna objeción ni se rompe el estado de derecho o el estado laico, si yo lo fuera, aun siendo sacerdote porque los derechos humanos no son incompatibles con el Ministerio, pero yo quiero ser libre", apuntó Solalinde.

El activista se definió como un sacerdote "de a pie" y dijo que no se ve a sí mismo como funcionario, no obstante, que la CNDH es un órgano autónomo del Estado.

"No puedo ser funcionario, sé que no sería del Gobierno sino del Estado, porque la CNDH es un órgano autónomo" porque tiene que ser un contrapeso. "Lo pensé y dije: No, yo quiero ser libre", apostilló el sacerdote católico.

Recordó que antes de ser candidato, López Obrador le pidió que le propusiera a medio centenar de personas con el perfil para desempeñar el puesto de ombdusman mexicano.

Y ya como ganador de los comicios del 1 de julio, lo propuso como candidato para la CNDH. (Con información de EFE)

emc