La Policía holandesa analizará el ADN de unas 15 mil personas para buscar al asesino de un niño, hace casi 20 años, en un campamento de verano

La Haya.- La Policía holandesa llevará a cabo un análisis de ADN a gran escala para buscar al asesino de un niño, hace casi 20 años, en un campamento de verano, y se espera que participen miles de personas en la prueba, informó este martes la Fiscalía General.

En un comunicado, la fuente explicó que solo en la provincia de Limburgo, donde tuvo lugar el suceso, se prevé que se presenten unos 15 mil individuos como voluntarios para someterse a la prueba.

Te puede interesar: ¿Dónde está Madeleine McCann?

El análisis masivo, aprobado ya por un tribunal, pretende esclarecer quién mató a Nicky Verstappen, un niño de 11 años que desapareció de un campamento de verano en agosto de 1998 y fue hallado muerto un día después.

"La tecnología no ha dejado de avanzar desde 1998. Hemos comparado las huellas y el ADN (localizado en el cuerpo de la víctima) con la base de datos nacional de ADN, que se contrasta diariamente con la de países como Alemania y Bélgica", explicó.

"Si el propio culpable no se somete a la prueba, los expertos en el laboratorio pueden comparar también con (el ADN de) su padre, hijos, hermanos o primos", agregó la Fiscalía.

Te puede interesar: Violador y asesino de niña confiesa crimen

En 2010, la policía exhumó el cadáver de un hombre de 85 años, en relación con el asesinato de Nicky, pero sus muestras no coincidían con los restos encontrados en el cuerpo de la víctima.

Otra prueba de ADN realizada a numerosos voluntarios en 2012 condujo a la identificación de un granjero de Frisia (noroeste) que había violado y asesinado en 1999 a la estudiante Marianne Vaatstra.

refm