AMLO dijo que no han sido profesionales ni objetivas, pues el sexenio pasado que no hubo en Pemex exploración ni perforación de pozos la calificaban bien

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— La relación entre las agencias calificadoras y el Gobierno del presidente López Obrador nuevamente se tensó luego de que bajaran la calificación de la deuda soberana de Pemex y el Gobierno federal.

Muy a su estilo, en la conferencia de prensa mañanera desde Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que desde su perspectiva la economía mexicana está bien y no concuerdan con lo señalado por las calificadoras, luego de que en el sexenio del presidente Peña Nieto a pesar del desmantelamiento y baja en la producción de Pemex, se hicieron de la vista gorda y la calificaron bien, y hoy que hay inversión y una estabilización de la producción de la petrolera la califican mal.

“Nosotros sentimos que está bien la economía. No estamos de acuerdo con los dictámenes de las calificadoras, vuelvo a reiterar, están utilizando una metodología caduca”, subrayó.

Te puede interesar Ministros no acompañan a AMLO a Tijuana

López Obrador dijo que la metodología usada es del periodo neoliberal, que no incluye “la variable corrupción”, entre otras cosas.

Aseguró que no han sido profesionales ni objetivos, pues en los últimos tres años del sexenio pasado no hubo en exploración ni perforación de pozos en Pemex y la calificaban bien, y ahora que hay inversión la califican mal.

El político tabasqueño indicó que revisó la respuesta de uno de los especialistas de estas calificadoras quien aseguró que sí toman en cuenta la corrupción, pero que ésta iba a ser prácticamente eterna en México, que no se iba a poder resolver en el corto plazo.

Pues está muy equivocado. Yo puedo asegurar que ya no hay corrupción tolerada en México. Entonces, tenemos esas discrepancias”

Te puede interesar En Palacio Nacional familiares de la Guardería ABC

El mandatario dijo que respetan sus puntos de vista, “pero sentimos que no son profesionales, que no fueron objetivos y que, tan es así, que Pemex no tiene ningún problema para reestructurar su deuda, ninguno, sobran ofertas con mejores garantías”.

“¿Por qué razón? Porque en seis meses, algo que no tomaron en cuenta las calificadoras, se está trabajando en la producción de 22 campos petroleros y en un tiempo récord se estabilizó la producción en Pemex, en seis meses”.

Además, destacó, yo tengo mis propios datos y elementos para sostener que no fueron objetivos, no fueron profesionales los técnicos de las calificadoras.

“Y esto lo digo porque se hicieron de la vista gorda durante el tiempo del desmantelamiento de Pemex, de la caída de la producción de Pemex, del endeudamiento de Pemex. ¿Dónde estaban? ¿No vieron nada de eso?

La gran corrupción en Pemex”, subrayó.

El titular del Ejecutivo cuestionó que luego de pasar por alto lo acontecido el sexenio pasado, a los cinco meses de su Gobierno se dan cuenta que está mal Pemex; ¿Por qué el silencio cómplice tanto tiempo?, subrayó.