La final de la Copa Libertadores disputada anoche en el estadio Santiago Bernabéu en la que el River Plate ganó al Boca Juniors concluyó a altas horas de la madrugada sin incidentes

Madrid, España.- La final de la Copa Libertadores disputada anoche en el estadio Santiago Bernabéu en la que el River Plate ganó al Boca Juniors concluyó a altas horas de la madrugada sin incidentes y con absoluta normalidad.

Fuentes del dispositivo de seguridad preparado para antes, durante y después del partido señalaron a Efe que la operación CABA, como así se bautizó el operativo en referencia al acrónimo de la ciudad de Buenos Aires, ha concluido sin "nada" que reseñar porque todo funcionó dentro de la "más absoluta normalidad".

River Plate sufre pero es monarca

Incluso las fuentes resaltaron a Efe que surgieron menos problemas que los que pueden plantear otros partidos en España.

La operación CABA involucró a unos 4.000 efectivos, 2.054 de ellos policías nacionales, y permitió, entre otras cosas, detectar la llegada de radicales con antecedentes penales, en el mismo aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

Todo un éxito fue el acceso de los miles de aficionados al estadio madridista blindado por cientos de policías que establecieron tres filtros concéntricos de controles previos, en los que los asistentes eran registrados y se requisaban materiales que pudieran ser peligrosos.

Fue el caso de la intervención de algunas tiras largas de plástico amarillas que portaban aficionados del Boca al tratarse de material inflamable y que normalmente se coloca en las gradas para evitar la visión de las cámaras.

A las felicitaciones por el trabajo de los policías nacionales que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, hicieron públicas en las últimas horas, se suman los sindicatos policiales SUP y UFP.

En declaraciones a Efe, el portavoz del SUP, Ramón Cosío, enfatizó que, una vez más, quedó demostrada la "enorme profesionalidad" de la Policía Nacional y, en concreto, de todas las unidades que participaron en el dispositivo, desde los antidisturbios hasta los equipos de Caballería o efectivos de Información.

Por este motivo, Cosío aprovechó para reprochar que la Policía Nacional sigue siendo el cuerpo peor pagado de los países de nuestro entorno, a pesar de que la institución es una de más valoradas y su trabajo, como demostró ayer, es "referente" para el resto de policías europeas.

"Un ejemplo de la seguridad para toda España y para el resto del mundo", recalcó a Efe José María Benito, del sindicato UFP, que elogió el trabajo "concienzudo" que se hizo en tan solo una semana.

Además de felicitar a la Policía, Benito resaltó el buen comportamiento de los aficionados de ambos clubes "que han puesto todo de su parte para que fuera lo que tenía que ser un evento deportivo y nada más". EFE