Iván López Fernández, excontralor general del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, acudió a la Cámara de Diputados para registrarse como aspirante a la

Ciudad de México.— Iván López Fernández, excontralor general del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, acudió a la Cámara de Diputados para registrarse como aspirante a la titularidad de la Auditoria Superior de la Federación.

La diputada de Morena, Aracely Damián, indicó que la convocatoria de inscripciones se cierra la próxima semana para iniciar la revisión de currículos y solicitudes, pero el registro de López Fernández fue calificado como una vergüenza.

Te puede interesar Yunes presume encarcelamiento de Duarte

Hasta el momento solo han acudido a presentar su documentación cuatro personas, incluyendo a López Fernández, los otros interesados son Raúl Sánchez Kobashi, Alberto González Hernández y Roberto Mazón Salgado.

El exfuncionario de Veracruz fue denunciado penalmente a finales del año pasado por la propia Auditoria Superior de la Federación, organismo que busca encabezar.

Las denuncias están relacionadas con la incorrecta aplicación de recursos públicos federales transferidos al estado de Veracruz o la no aplicación de los mismos; así como por la certificación de obras públicas reportadas de manera irregular como concluidas.

Te puede interesar Diputados vinculados con Duarte libran desafuero

El aspirante a la ASF declaró, en noviembre del 2016, que, durante la administración de Javier Duarte, se utilizaron más de 600 empresas falsas o “fantasma” para desviar recursos públicos.

En esa ocasión, afirmó que la Auditoría Superior tenía pleno conocimiento de que toda la documentación para comprobar el uso del erario y que fue entregada por el gobierno ahora ex priista, era falsa.

La Convocatoria lanzada por la Cámara de Diputados para la elección del nuevo titular de la ASF, resalta entre los requisitos a cumplir por los interesados que “gocen de buena reputación. No haber sido condenada o condenado por delito intencional que amerite pena corporal de más de un año de prisión. Sin perjuicio de lo anterior, si se tratara de robo, fraude, falsificación, abuso de confianza u otro que afecte seriamente la buena fama, inhabilitará para el cargo cualquiera que haya sido la pena”.

 

ebv