Pese a estar vigilada por cámaras de seguridad, desapareció una tortuga gigante del zoológico de la prefectura japonesa de Okayama

Tokio.—  Pese a estar vigilada por cámaras de seguridad, desapareció una tortuga gigante del zoológico de la occidental prefectura japonesa de Okayama.

Se trata de Aboo, una tortuga gigante de 55 kilogramos de peso, que estaba en libertad en el parque aninal Shibukawa, una atracción turística central en la prefectura y de obligada visita, que permite que deambulen sin restricciones algunos de los animales que exhibe.

Te puede interesar: Elefante “asalta” camión; tenía hambre

Esa medida hace posible a los visitantes que entren en contacto con los animales, puedan tocarlos y jugar con ellos.

Pero esa libertad costó cara: Se perdió la tortuga y de acuerdo con imágenes de las cámaras de seguridad, deambulaba cerca de la entrada del parque la última vez que se le vio.

“Aboo, una hembra que mide alrededor de un metro de largo, tiene unos 30 años de edad y no es probable que dañe a los visitantes”, indicó un vocero del zoológico a la agencia Kyodo.

Checa también: Perrito lucha vs leones por comida

No obstante, la tortuga ya había desaparecido apenas el pasado 21 de julio, y fue hallada en un camino cercano al zoológico.

Sus cuidadores confían en recuperarla pronto, ya que se desplaza con lentitud y seguramente será encontrada en los arbustos que rodean al zoológico.