Caótico arribo de Memo Ochoa. Foto: Twitter

En medio de gritos, empujones, caídos y mucha pasión, llegó a esta capital el portero Guillermo Ochoa, para incorporarse como refuerzo de América.

Ciudad de México.- En medio de gritos, empujones, caídos y mucha pasión, llegó a esta capital el portero Guillermo Ochoa, para incorporarse como refuerzo a Águilas del América, para el Torneo Apertura 2019 de la Liga MX.

Piojo lanza advertencia a Ochoa

La expectativa por el retorno de uno de los últimos ídolos del americanismo era mucha entre sus seguidores, sobre todo entre las barras, que convocaron a darle un recibimiento inolvidable.

Desde antes de las 14:00 horas, aproximadamente 400 aficionados americanistas llegaron a la Terminal 2 del AICM y prácticamente tomaron la puerta de salida de llegadas internacionales.

Se encargaron de hacer un pasillo por donde Ochoa caminó hasta la salida, no sin antes advertir a los representantes de los medios de comunicación que ese camino era solo para el guardameta y que nadie más, ajeno a ellos, podría invadirlo.

Conforme el reloj avanzaba lo cánticos aumentaban, los instrumentos sonaban hasta su máxima potencia y que terminaron por explotar cuando vieron los primeros rizos de la cabellera del cuatro veces mundialista.

“Estoy muy contento de regresar, muy feliz”, indicó a su llegada antes de que los integrantes de las barras del equipo se lo llevaran para hacerle pasillo.

En medio de empujones, golpes y amenazas verbales, los barristas abrieron paso para que Ochoa avanzara, lo que generó un mayor caos y que algunos terminaran en el suelo.

La pasión no terminó ahí, se trasladó hasta la camioneta que se llevó a Ochoa, ya que algunos “apasionados” seguidores se subieron al toldo para arengar ahora la despedida de uno de los últimos ídolos del americanismo, que ya está otra vez en casa.

Notimex