Un tremendo zurdazo a bote pronto de Marco Asensio alumbró la victoria del Real Madrid ante Las Palmas, lo que le permite no alejarse más al Barcelona, aunq

España.- Un tremendo zurdazo a bote pronto de Marco Asensio alumbró la victoria del Real Madrid ante Las Palmas, lo que le permite no alejarse más al Barcelona, aunque lo hizo de nuevo lejos de su mejor juego.

Las Palmas, un equipo sumido en una nefasta racha que le ha llevado al penúltimo puesto y además con varias e importantes bajas, fue el bálsamo (3-0) que encontró el cuadro de Zinedine Zidane para dejar atrás las dolorosas derrotas en Gerona y Londres y volver a ganar en la Liga.

Recuerda: Real Madrid se hunde en Wembley

Así, se marcha al parón internacional a ocho puntos del Barcelona, que el sábado había vencido con apuros al Sevilla (2-1), y a cuatro del Valencia, que había ganado al Leganés también por 3-0. A la vuelta deberá afrontar su estreno en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid.

Casemiro, a la salida de un córner, cerró una más que gris primera mitad para el cuadro madridista. Escaso juego y nulo acierto en el remate hasta ese momento, sobre todo de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. El gol castigó a una UD Las Palmas que le había creado algún que otro problema a los de Zidane, pero al que le faltó más determinación.

Entérate: Zidane confía en levantarse del revés

Lo mejor de la noche llegó en el minuto 56, cuando un rechace del portero amarillo acabó en la zurda de Marco Asensio. El balear, todo un especialista en auténticos golazos, se sacó un tremendo zambombazo a bote pronto que entró por la escuadra derecha del equipo canario. Sentencia y además a lo grande.

Con el partido ya muy a favor y Las Palmas más abierta, Isco, a pase de Cristiano Ronaldo, culminó un contragolpe y puso la puntilla (m.74) que alivia algo la situación del cuadro blanco y pone más plomo en la andadura del bloque de Ayestarán. (José Antonio Pascual)