Durante la 106ª asamblea plenaria de los obispos mexicanos

Ciudad de México.— Tras compartir el Mensaje del Pueblo de Dios como fruto de la 106ª asamblea plenaria de los obispos mexicanos, el nuevo presidente del organismo, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, aseguró que ve con simpatía al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, “Este trienio comienza con el inicio del nuevo gobierno federal. Su servidor ve con simpatía al presidente electo, me cae bien. Lo segundo, los obispos de México no tienen ningún prejuicio sobre los resultados de su trabajo a favor de México; no somos ni oposición ni muro de contención. Estamos para caminar junto al pueblo, porque somos pueblo, y también nos vemos caminando con nuestras autoridades”.

Te puede interesar Obispos eligen a Rogelio Cabrera como presidente de la CEM

Sin embargo, a pregunta expresa, el presidente de la CEM reconoció que en la búsqueda de la concordia en el pueblo mexicano se debe dejar de usar calificativos como ‘chairos’ o ‘fifís’: “Tal vez fueron oportunos en la contienda –explicó- pero ahora tenemos que dejarlo a un lado. Es cierto que esto lo activan las redes sociales y ahí nadie puede poner freno; pero los que tenemos presencia, como los obispos ante los fieles y las autoridades frente a los ciudadanos, debemos procurar evitar calificativos que dividan a la sociedad”.

Respecto a la reciente presentación del Plan Nacional de Seguridad que el gobierno del presidente López Obrador emprenderá a partir del 1° de diciembre, el arzobispo de Monterrey dijo tener una mirada serena y esperanzadora, sin ningún prejuicio: “Recibimos con mucha esperanza el proyecto de seguridad para el país. Reconocemos que no todo será fácil porque no todo depende del presidente de la República. Están otras realidades que dependen de otros poderes, como es el poder judicial”.

“Todos esperamos una mejor procuración de la justicia, para que pueda haber esperanza de paz y concordia en el país; también esperamos este paso de transición de los militares a la guardia nacional […] Me da mucha esperanza elevar el nivel de moralidad y ética en el país; ahí está nuestra participación como Iglesia católica y como obispos porque el problema de la violencia e inseguridad es también de moralidad y ética. Ahí es importante nuestro papel. Donde la ciudadanía debe mejorar su presencia en su país”, manifestó Cabrera.

En la conferencia de prensa donde estuvieron presentes también el secretario general de la CEM, Alfonso Miranda Guardiola, y el titular de la Dimensión de Justicia, Paz, Reconciliación, Fe y Política, Guillermo Ortíz, la CEM ratificó la implementación del Proyecto Global de Pastoral 2031-2033 para “encontrar justicia social y humana, superar las causas de miseria y violencia, promover la dignidad humana, contribuir al estado de derecho principalmente en la defensa del derecho a la vida y la promoción de la familia en el marco de un sano pluralismo”.

ebv