Bruselas también exige a Google que cambie el funcionamiento de la herramienta de modo a corregir el abuso de posición dominante.

Bruselas.—  La Comisión Europea (CE) impuso una multa récord a Google de dos mil 420 millones de euros (dos mil 723 millones de dólares), por abuso de posición dominante al favorecer sus servicios en las búsquedas en Internet.

El Ejecutivo comunitario reprochó al gigante de Intenet el hecho de dar prioridad a sus aplicaciones de comparación de precios (Google Shopping) frente a sus rivales en los resultados de su buscador.

"Las pruebas muestran que incluso los rivales mejor posicionados aparecían, de media, sólo en la página cuatro de los servicios de búsqueda de Google, y otros incluso más abajo", explicó en rueda de prensa la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Puedes leer: La millonaria multa a Facebook por mentir

"Lo que ha hecho Google es ilegal bajo las normas antimonopolio de la UE. Ha negado a otras empresas la oportunidad de competir sobre la base de sus méritos y la innovación. Y, más importante, ha negado a los consumidores europeos una verdadera elección de servicios y los beneficios completos de la innovación", añadió la comisaria.

Además de la sanción financiera, Bruselas también exige a Google que cambie el funcionamiento de la herramienta de modo a corregir el abuso de posición dominante.

De no hacerlo en un plazo de 90 días, la compañía se enfrentaría a una nueva multa de hasta el 5.0 por ciento de la cifra de negocios media mundial de Alphabet, su empresa matriz.

La sanción anunciada este martes es resultado de una investigación que se inició en abril de 2015.

El valor supera el impuesto al grupo informático estadunidense Intel en 2009, de mil 60 millones de euros, que detenía el récord europeo.

Google ha anunciado que revisará “en detalle” la decisión de la CE y que contempla apelar.

"Google muestra Shopping Ads con el objetivo de conectar al usuario con miles de anunciantes, pequeños y grandes, de una manera que sea útil para ambos", argumentó Kent Walker, vicepresidente senior de la empresa.

La multinacional estadounidense defendió que cuando los consumidores compran en línea, quieren encontrar los productos que buscan "rápida y fácilmente" y los anunciantes quieren a su vez "promover los mismos productos". "Por eso Google muestra anuncios de compras, conectando a nuestros usuarios con miles de anunciantes, grandes y pequeños, en formas que sean útiles para ambos", incidió su vicepresidente. En una entrada en su blog dedicado a la Unión Europea y titulada "La decisión de la Comisión Europea sobre las compras en línea: el otro lado de la historia", Google defiende que "miles de comerciantes europeos" utilizan sus anuncios "para competir con compañías más grandes, como Amazon o eBay". La compañía afirma que, a la hora de explicar por qué unos comparadores tienen más éxito que otros, la Comisión debería también considerar que hay muchas web que han crecido en los últimos años, "incluyendo plataformas como Amazon e eBay".

Te puede interesar: Multan a Apple con 532.9 mdd

"Con sus herramientas de comparación, opiniones, millones de minoristas y una amplia gamas de productos, Amazon es un competidor formidable y se ha convertido en la primera parada obligada para las búsquedas de productos", dice Google. La compañía afirma que el crecimiento de Amazon hace "natural" que algunos servicios de comparación sean menos populares que otros, y asegura que ellos compiten con esta y otras plataformas de búsqueda de compras "mostrando información aún más útil". Su "habilidad" para darle al consumidor lo que busca, dice Google, no consiste en favorecerse a sí mismo u otros vendedores, sino que es "resultado de trabajo duro e innovación constante basada en la información recibida de sus usuarios". Efe/Ntx

agch