El papa Francisco reza por el bebé británico Charlie Gard y se une al "inmenso sufrimiento" de sus padres

Ciudad del Vaticano.—  El papa Francisco reza por Charlie Gard, bebé británico que padece síndrome de depleción de ADN mitocondrial, y se une al "inmenso sufrimiento" de sus padres, anunció el portavoz del Vaticano, Greg Burke.

Te puede interesar: Padres de bebé británico lo dejarán partir

"El papa Francisco está rezando por Charlie y sus padres y se siente especialmente cercano en este momento de inmenso sufrimiento", dijo el portavoz en una declaración a los medios sobre el caso de este bebé de 11 meses aquejado de un extraño desorden que inhabilita la capacidad del cuerpo de dar energía a los músculos.

"El Santo Padre nos pide que nos unamos en oración para que puedan encontrar el consuelo y el amor de Dios", agregó Burke.

El comunicado se conoció horas después de que los padres de Charlie Gard, Chris Gard y Connie Yates, anunciaran que ponen fin a la batalla legal que mantenían para poder someter a su hijo a un tratamiento experimental en Estados Unidos.



Los padres del bebé, que está ingresado en el hospital Great Ormond Street de Londres, conectado a unos aparatos que le mantienen con vida, mantenían un conflicto judicial con ese centro, que dirime el Tribunal Superior de Londres y estaba previsto que mañana esa corte decidiera si autorizaba o no el traslado del bebé a Estados Unidos.

Los médicos de ese hospital mantenían desde hace tiempo que la calidad de vida de Charlie no mejoraría y abogaban por desconectar las máquinas que lo sustentan para que tuviera una muerte digna.

Los padres han luchado durante las últimas semanas para que su hijo fuera trasladado a Estados Unidos, donde hubiera sido tratado con una terapia de nucleósidos experimental que aún ni había sido probada en ratones.

Yates y Gard han protagonizado una campaña internacional para lograr que su hijo pueda seguir siendo tratado y han contado con el apoyo del presidente estadounidense, Donald Trump, y el papa Francisco.

Puedes leer: Trump ofrece ayuda a bebé con enfermedad terminal

El pasado 4 de julio el centro pediátrico "Bambino Gesú" de Roma, el llamado "hospital del papa", recibió una negativa a su propuesta de acoger al bebé.

Esa institución romana, gestionada por el Vaticano, había comunicado previamente que estaba preparada para acoger a Charlie Gard porque "defender la vida humana, sobre todo cuando está herida por la enfermedad, es un compromiso de amor que dios confía a cada hombre".

El secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, aseguró además que la Santa Sede haría lo que estuviera en sus manos para superar los obstáculos legales que impedían el traslado del pequeño Charlie al "Bambino Gesú".

Pasan los últimos momentos con Charlie

Los padres del bebé pasan los últimos momentos con su hijo antes desconectarlo.

Chris Gard y Connie Yate quieren estar la "mayor cantidad de tiempo que les queda con Charlie", dijeron sus abogados, señaló la BBC.

La pareja decidirá junto con la dirección del hospital cómo será la desconexión que precipite la muerte del bebé aquejado de una rara enfermedad.

En menos de dos semanas, el 4 de agosto, Charlie cumpliría su primer año de vida.  Efe/ agencias

agch