Se unen contra la violencia. Foto: Twitter

Con el objetivo de que las aficiones entiendan que América - Pumas es deportivo y se queda en la cancha, técnicos y jugadores de ambos equipos se unieron

Ciudad de México.- Con el objetivo de que las aficiones entiendan que el clásico América-Pumas sólo es deportivo y se queda en la cancha, técnicos y jugadores de ambos equipos se unieron en el Museo de Memoria y Tolerancia.

Miguel Herrera, técnico azulcrema, y el español Miguel González “Míchel”, de los “felinos”, encabezaron las comitivas de sus respectivos clubes para recorrer el museo.

El objetivo de que ambas instituciones se unieran en esta actividad fue para confirmar que hay pasión en un partido como éste, que se jugará el sábado en el Estadio Azteca, pero que eso se queda en la cancha.

“Lo ideal sería ver a las dos aficiones mezcladas. Que la rivalidad se quede en la cancha, con la entrega y determinación de los muchachos, independientemente, del resultado”, aseguró el técnico azulcrema, Miguel Herrera.

Míchel manifestó que sólo es un espectáculo deportivo que finalmente es diversión, mientras que el cuadro de la UNAM mencionó en sus redes sociales que hicieron esa visita en conjunto porque la rivalidad se queda en la cancha.

Además, del “Piojo” Herrera, el presidente deportivo del América, Santiago Baños; y los jugadores Henry Martín, Giovani Dos Santos y Emanuel Aguilera visitaron el museo.

Del lado de Pumas acudió también el presidente deportivo Jesús Ramírez, y los jugadores Luis Quintana, Andrés Iniestra y David Cabrera.

Notimex