El arquero de los Lobos BUAP, Lucero Álvarez, aceptó que está ilusionado de regresar a las canchas, tras dos meses de estar en recuperación.

Ciudad de México.- El arquero de los Lobos BUAP, Lucero Álvarez, aceptó que está ilusionado de regresar a las canchas, tras dos meses de estar en recuperación.

Álvarez se alejó del terreno de juego después de sufrir un fuerte golpe en el ojo izquierdo, y tuvo que ser intervenido quirúrjicamente.

"Por suerte ya pasó lo más feo, ahora voy a debutar en la Sub-20 así que estoy contento porque estaré de nuevo en la cancha. Llevo dos semanas, esto pasa muy rápido y ojalá que pueda hacerlo de la mejor manera", indicó el charrúa, quien viajó a Guadalajara con el resto del plantel.

Entérate. Busca Lobos BUAP escalar posiciones en la porcentual

"Estoy muy contento después de lo que pasó, de que pude haber perdido el ojo, así que estoy muy contento de volver, primeramente a entrenar y obviamente que jugar es mucho más lindo. "Estoy bien, con cero miedo, estoy contento y no tengo miedo de nada. Creo que es algo muy positivo para mí. Fue muy feo lo que pasó, porque me quedé a tres milímetros de perder el ojo y cualquiera tuviera miedo en mi lugar, pero gracias a Dios no pasó nada".

Agregó que existe total confianza del cuerpo técnico para su persona, y espera recuperar pronto el ritmo de juego.

"Rafa (Puente) lo tiene claro y nosotros también. Confiamos en él la muerte, es un excelente técnico, una excelente persona y estamos a muerte con él", insistió el arquero, quien no quiso hablar acerca de la baja de Julián Quiñones.

Por si se te pasó: Matan a elemento de Lobos en redes; el jugador lo desmiente

"Eso lo tiene que resolver la directiva. Nosotros estamos claros en lo que queremos y la idea es ir a jugar a Guadalajara para sacar los tres puntos", sentenció.

JAD