Los aventaron desde un Mercedes Benz y no de un camión de redilas

Ciudad de México.— No fue desde un camión de redilas que arrojaron los dos cuerpos desmembrados en el puente de Nonoalco, Tlatelolco en Insurgentes, sino  desde un Mercedes Benz de último modelo.

Se trata de un deportivo reciente de color blanco y que ya es buscado por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México. Tardaron sólo 4 minutos en colocar la narcomanta y en regar los cuerpos según los primeros peritajes.

Las imágenes de las cámaras de seguridad aledañas a la zona develaron que los sicarios huyeron hacia el norte de la ciudad.

El periodista Carlos Jiménez del diario La Razón y Grupo Imagen reveló en su cuenta de Twitter que fue el cártel de la Unión de Tepito a cargo de "El Betito" el responsable de arrojar los cuerpos descuartizados.

Una de las dos víctimas era José Francisco que decía según información encontrada en sus redes sociales que sería millonario y se tomaba selfies presumiendo cadenas de oro y relojes finos. "Comenzó robando y luego vendienco droga... al final acabó muerto: LA UNIÖN lo DESOLLÓ, lo descuartizó y tiro en Tlatelolco".

Los hechos ocurrieron las primeras horas del sábado cuando se informó que había dos cuerpos en pedazos sobre la vía del carril confinado del Metrobús en Insurgentes, un hecho inédito en la capital del país.


RECOMENDAMOS: 
Arrojan dos desmembrados a carriles del Metrobús

 

emc