Los verificentros en la ciudad de México podrían dejar de operar el próximo año provocando que miles de automóviles no puedan llevar a cabo la verificación

México.— La asociación Ecológica de Verificación, que representa Gustavo Torres, advierte que la ciudad de México se quedará sin verificación vehicular durante el primer semestre del próximo año.

Los verificentros existentes en la capital del país podrían dejar de operar en el primer minuto del  2018, provocando que cientos de miles de automóviles no puedan llevar a cabo su verificación.

Por si no lo viste: Amplían Norma Emergente de Verificación

El problema radica en que el Gobierno de la Ciudad de México no ha revalidado la autorización otorgada a 70 centros, y su autorización termina el próximo 31 de diciembre.

Por lo cual el riesgo ambiental será latente para el Valle de México, ya que no se revisarán  los vehículos automotores en plena época invernal e inicio de la primavera que es cuando se presentan las inversiones térmicas.

Para evitar que esto suceda y más de 2 mil 500 familias se queden sin fuente de trabajo, 50 verificentros se unieron para solicitar a las autoridades la renovación de sus permisos, y harán una marcha este martes al Senado de la República y la Secretaría de Gobernación.

Pedirán al Gobierno federal su intervención, tanto para poner orden en esta obscura licitación, defender esta fuente de trabajo, pero en especial la salud de los capitalinos ante el riesgo de no tener verificación vehicular durante seis meses.

Los responsables de los verificentros señalaron  que el Gobierno de la Ciudad de México les da largas debido a que ya licitó 55 nuevos verificentros para iniciar operaciones sin transparentar los datos de asignación, que publicó la Gaceta en marzo pasado.     

Por si no lo viste: Proponen que verificación vehicular sea anual

Hasta el momento se desconocen ubicaciones y especificaciones técnicas del por qué fueron concedidos. Y entrarán en operación el 1 de julio de 2018, y por lo cual quedará el vacío en revisión los primeros seis meses del año.

El gobierno actuó de forma ilegal, considera Gustavo Torres, estos 70 verificentos están en función desde hace 22 años, y han creado derechos, a través del tiempo e inversiones como para que les hubieran tomado en cuenta en la licitación, “se nos debió preguntar si nos interesaba seguir trabajado”.

Las autoridades tienen como pretexto que no han renovado las concesiones porque los inconformes no cuentan con la tecnología más avanzada en materia de verificación, no obstante, los agremiados a la Asociación Ecológica aseguran que adquirirán los equipos para otorgar un servicio de calidad.

“Tan solo el año pasado se nos pidió usar energías limpias como paneles solares, y por lo menos se gastó  un millón de pesos en cada centro, lo que al gobierno capitalino no le importa”.

Actualmente hay un rezago en la verificación por la falta de espacio y se amplió el periodo de los hologramas color verde 15 días más, en los 70 centros se revisan  unos 200 por día es decir un total de 14 mil.

AGP