El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, señaló no nos han cumplido los convenios firmados de apoyos extraordinarios adicionales

México.— El hecho de que el Gobierno federal no deposite los recursos comprometidos en diciembre tiene el propósito de “callarnos, silenciarnos, frenar una investigación por corrupción en contra de funcionarios del sexenio anterior, pero no van a doblegarnos”, señaló el gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

El mandatario señaló que el estado ha recibido las participaciones y aportaciones conforme a ley y el aumento de las participaciones se den al incremento del IEPS y a los ingresos de Chihuahua.

Te puede interesar: Corral denuncia represalias por lucha anticorrupción

“Esas son participaciones que le corresponden a Chihuahua por ley, no es una graciosa concesión ni de Peña Nieto ni de Hacienda ni de González Anaya, eso está establecido por la ley".

Javier Correal informó que “lo que no lo que no dice el boletín de Hacienda es no nos han cumplido los convenios que firmamos el 14 de diciembre de apoyos extraordinarios adicionales dentro de un programa de saneamiento financiero que se celebra con las entidades federativas y que se suscribe siempre a final de año porque tiene el objetivo de ayudar a los estados a cerrar el ejercicio fiscal en términos de gasto corriente”.

“Estamos ante una revancha política del gobierno de Peña Nieto en contra del pueblo de Chihuahua por la investigación que realizamos en contra de la corrupción del anterior sexenio. Quieren hacer pagar las consecuencias al estado de una policía que hemos iniciado desde el primer día de nuestro mandato”.

El pasado lunes el gobernador de Chihuahua denunció que desde la Secretaría de Hacienda se quiere estrangular la economía del estado como represalia por la investigación por  de desvío de recursos que se sigue contra Alejandro Gutiérrez, exsecretario general adjunto del PRI.

El mandatario señaló que el gobierno federal incumplió con la entrega de 700 millones de pesos, pactados con el gobierno de Chihuahua el 14 de diciembre, por una decisión unilateral que tiene que ver con el caso Gutiérrez.

"Ante este hecho se pretende imponer al pueblo de Chihuahua una represalia económica desde el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto y que nos fue notificada directamente por el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya", señaló el gobernador.

El Gobierno de Chihuahua destapó el pasado 20 de diciembre un caso de corrupción que involucra al ex secretario general adjunto del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, quien está acusado de desviar 250 millones de pesos (13 millones de dólares) de recursos públicos a las campañas de su partido.

"No vamos a negociar esta investigación, ni por 700 millones, ni por todo el presupuesto de Chihuahua", señaló Corral respecto a las represalias financieras y el caso de corrupción, por el cual la justicia de Chihuahua ya ha girado 10 órdenes de aprensión contra su antecesor, César Duarte, del PRI, quien se encuentra prófugo en Estados Unidos.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Permanente, Rafael Hernández Soriano, urgió a que comparezca el titular de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, a fin de que aclare la falta de entrega de 700 millones de pesos al gobierno que encabeza Javier Corral en Chihuahua como presunta medida coercitiva por las denuncias de corrupción del anterior gobierno de César Duarte.

A través de un comunicado, Hacienda no alude al convenio acordado con la entidad a finales de diciembre, pero señala que todas sus operaciones se realizan "atendiendo de manera responsable las finanzas públicas del país".

AGP