El nuevo gobierno catalán no debe promover el enfrentamiento ni la exclusión en Cataluña, señaló el rey de España, Felipe VI

Madrid.- El rey de España, Felipe VI, advirtió en su mensaje anual de felicitación navideño que el nuevo gobierno catalán que saldrá de las recientes elecciones celebradas en el territorio español no debe promover el enfrentamiento ni la exclusión en Cataluña como en los pasados meses.

En su discurso televisado, el monarca subrayó que el nuevo “camino” político en Cataluña que salga de las elecciones autonómicas del pasado jueves, en las que venció el bloque independentista, “no puede llevar de nuevo al enfrentamiento o a la exclusión”.

Te puede interesar: El independentismo conserva mayoría en Cataluña

El jefe del Estado de España subrayó que “el enfrentamiento o la exclusión solo generan discordia, incertidumbre desánimo y empobrecimiento moral, cívico y por supuesto, económico, de toda una sociedad”.

Por ello, el nuevo “camino tiene que llevar a recuperar la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo para que las ideas no separen a las familias y a los amigos”, comentó el monarca, en su discurso de diez minutos, grabado previamente en el Palacio de la Zarzuela y retransmitido a las nueve de la noche (tiempo local).

El nuevo camino, insistió, debe “conducir a que renazca, la confianza, el prestigio y la mejor imagen de Cataluña y a que se afirmen sus mejores valores”, apuntó el rey Felipe VI instando a “superar los problemas de convivencia” generados en Cataluña por la crisis independentista.

“Si se quiebran principios básicos la convivencia se deteriora y hace inviable”, alertó el soberano, al referirse de manera implícita a los problemas de convivencia en Cataluña desde el pasado mes de octubre, en el que el anterior gobierno catalán convocó a un referéndum sobre su independencia declarado ilegal por Madrid.

Respecto a la consulta, el rey aseveró que “España es hoy una democracia madura en la que cualquier ciudadano puede defender sus opiniones e ideas”, pero “no se pueden imponer las ideas propias frente a los derechos de los demás”, afirmó, sin mencionar explícitamente al bloque independentista catalán.

El “proceso” de independencia de Cataluña de España, promovido por el pasado gobierno catalán, ocupó la mayor parte del mensaje, que comenzó con el rey de España reconociendo que “2017 ha sido un año difícil para nuestra vida en común marcado por la situación en Cataluña”.

Pese a la situación en Cataluña, el hijo del rey emérito Juan Carlos se mostró optimista sin embargo con la situación de España y orgulloso de los 40 años de democracia del país ibérico.

Checa también: Piden soberanía de Cataluña tras victoria independentista

“Pese a todo, el balance positivo de todos estos años es innegable (…) Nos lo merecemos como país y sociedad (…) La historia de España que hemos construido es la de un gran triunfo de todos los españoles”, comentó Felipe VI.

“En estos cuarenta años hemos hecho un país moderno, entre los más avanzados, del mundo y consolidado la democracia” resaltó.

El rey se mostró dispuesto no obstante a “actualizar” las bases constitucionales de la actual monarquía parlamentaria española como pretende gran parte de los partidos de la oposición política mediante la modificación de la Constitución de 1978.

Felipe VI, quien dirigió su discurso con un Belén de fondo y las banderas de España y de la Unión Europea (UE), terminó su mensaje felicitando la Navidad y el Año Nuevo en castellano, gallego, vasco y catalán.

AGP