Decenas de heridos y detenidos tras una segunda noche de disturbios en diversas ciudades de Túnez

Túnez.— Un total de 206 personas fueron detenidas y decenas resultaron heridas tras una segunda noche de disturbios en diversas ciudades de Túnez, en el marco de las protestas contra el alza de los precios y las medidas de austeridad del gobierno, informó hoy el Ministerio tunecino del Interior. 

La mayor parte de las protestas tuvieron lugar en barrios de la capital y poblaciones de la periferia como Ben Arous, donde un grupo de personas asaltaron y saquearon un supermercado de una cadena francesa, precisó el vocero del ministerio, Khlifa Chibani.

“Un total de 49 policías resultaron heridos anoche y 206 personas que originaron disturbios fueron arrestados a lo largo del país”, dijo Chibani a la radio local.

La policía y el ejército fueron desplegados en la capital y varias ciudades del país, incluida Tebourna, a unos 30 kilómetros al oeste de la capital, donde cientos de jóvenes tomaron las calles tras el funeral de un manifestante que perdió la vida el lunes.

TE PUEDE INTERESAR Tormentas dejan 15 muertos y varios desaparecidos en California

A pesar de que testigos aseguran que el manifestante fue atropellado por un coche patrulla, la policía insiste en que no fue responsable del deceso y que el hombre murió a consecuencia de una crisis respiratoria que podría haber sido causada por inhalación de gas lacrimógeno.

El incidente llevó a que decenas de jóvenes se concentraran la víspera frente a la sede del Ministerio del Interior al grito de “policía asesina, ministerio terrorista” y “no tenemos miedo, las calles volverán a hervir”.

Un grupo de personas lanzó anoche cócteles molotov contra una escuela judía en la isla tunecina de Yerba, en el marco de las protestas sociales, originando enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad.

Incidentes similares ocurrieron en las ciudades de Gafsa (sur del país), Kasserine (centro) y Sidi Bouzid, origen de la revolución que en 2011 acabó con la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Ali.

Las manifestaciones proseguirán esta semana, incluso ha sido convocada una para el próximo domingo, séptimo aniversario de la revuelta, contra las medidas de austeridad previstas por el gobierno, en especial el alza de los impuestos que entraron en vigor el pasado 1 de enero en el marco de un presupuesto recortado.

Las movilizaciones han sido convocadas por la plataforma Fesh nastanneu? (¿A qué esperamos?), creada por un grupo de jóvenes en respuesta a la política de recortes, que ha forzado el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI concedió en 2017 un crédito al gobierno tunecino por valor de unos dos mil 500 millones de euros a cambio de políticas de austeridad, reformas estructurales en la Administración y recortes en las ayudas del Estado.

TE RECOMENDAMOS Trump prepara reforma migratoria

Desde entonces, el Ejecutivo ha elevado los impuestos en diversos sectores y emprendido una política de despidos y prejubilaciones en la función pública.

El primer ministro de Túnez, Youssef Chahed, llamó la víspera a la calma tras la muerte del manifestante y el aumento de la tensión en las protestas, pero el principal partido opositor advirtió que las manifestaciones seguirán hasta que sea retirado el “injusto” presupuesto de 2018. (Notimex)

EMC