EFE

La esposa de Juan Guaidó, Fabiana Rosales, dijo que la vida de el "verdadero presidente" de Venezuela, como la de otros venezolanos, corre "peligro"

Miami.— La esposa de Juan Guaidó, Fabiana Rosales, dijo este martes en la capital de Florida que la vida de su esposo, el "verdadero presidente" de Venezuela, como la de otros venezolanos, corre "peligro", pero no hay "vuelta atrás" en la lucha por la libertad y la democracia.

Rosales, que está haciendo una gira por Estados Unidos, durante la cual ha sido recibida por el presidente Donald Trump, la primera dama Melania y los alcaldes de Miami Dade, Carlos Giménez, y Miami, Francis Suárez, fue recibida este martes por el gobernador de Florida, Ron DeSantis; su esposa, Cassey, y la vicegobernadora, Jeanette Núñez.

Estados Unidos fue el primer país en reconocer al opositor Guaidó, titular de la Asamblea Nacional, como presidente legítimo de Venezuela después de que se proclamó en enero pasado como tal, algo que han hecho ya medio centenar de países.

Sin mencionar expresamente las últimas medidas del Gobierno de Nicolás Maduro para estrechar el cerco sobre Guaidó, Rosales dijo que su vida corre peligro y mostró un semblante preocupado.

El gobernador DeSantis sí se refirió a la posibilidad de que el "presidente legítimo" de Venezuela sea arrestado y dijo que sería "un grandísimo error", algo que, por lo que ha hablado con el presidente Trump, está seguro de que tendría consecuencias.

La propia Rosales en una entrevista con una emisora de radio colombiana dijo hace unas horas que sería "un golpe de Estado".

Según dijo Rosales a La FM, si su esposo es detenido, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia le solicitara a la Asamblea Constituyente, afín a Maduro, levantarle la inmunidad como parlamentario, "sería un golpe de Estado directo". (Agencias)

Lee Colombia, España y EU disputan un galeón hundido lleno de oro

emc