La CNDH lanzó una recomendación al IMSS por el error

México.- La inadecuada atención médica en agravio de una recién nacida en el Hospital General de Zona 42 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Puerto Vallarta, Jalisco, derivó en el desarrollo de una infección en su mano izquierda que tuvo como consecuencia la amputación de su brazo a los 13 días de nacida, por lo cual la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió la Recomendación 30/2018 al Director General de ese Instituto, Tuffic Miguel Ortega.

Tras concluir sus investigaciones, la Comisión Nacional contó con elementos que permiten evidenciar violaciones a los derechos a la protección a la salud y al interés superior de la niñez con motivo de la inadecuada atención médica en agravio de la recién nacida, por una concatenación de acciones y omisiones en que incurrió el personal médico y de enfermería del citado hospital.

Esta Comisión Nacional recibió, por razón de competencia, la queja presentada por la madre de la niña en la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco. En su escrito, la mujer señaló que con 38 semanas de gestación acudió a ese hospital, donde se le realizó una operación cesárea y dio a luz a una niña quien, a decir del personal médico, se quedaría en los cuneros por tener dificultades para respirar.

La madre observó que la niña tenía un punto negro rodeado de color rojo en la mano izquierda; una pediatra le indicó que se había infiltrado un catéter y le aplicarían óxido de zinc y luego se la entregarían, pero no fue así, pues le informaron que la bebé tenía las plaquetas bajas y se le administraría un esquema de antibióticos, y que estaban en espera de que los medicamentos llegaran de Guadalajara.

LEE Colocan con éxito corazón artificial en el IMSS

Un día después se percató que la zona del punto negro se tornó dura, y posteriormente ya no se le permitió tener contacto físico con su hija. La lesión del brazo evolucionó hasta que se tornó grave la infección, sin que el personal médico haya solicitado atención especializada y tratamiento para el brazo, en ese momento se solicitó que la niña fuera trasladada al Centro Médico Nacional de Occidente, en Guadalajara, Jalisco, donde se le realizaron diferentes estudios y procedimientos sin que se observara mejoría.

Por el contrario, presentó los dedos de la mano en color negro, debido a que el tejido estaba muerto, y en sesión colegiada los médicos de especialidades decidieron amputar el brazo izquierdo por arriba del codo, para lo cual la madre otorgó el consentimiento correspondiente.

Cabe destacar que la lesión fue ocasionada por la falta del instrumental médico adecuado requerido.

emc