Un magistrado federal rechazó conceder a Elba Esther Gordillo el beneficio de la prisión domiciliaria tal como se preveía que sucediera este viernes.

Ciudad de México.— Un magistrado federal rechazó conceder a Elba Esther Gordillo el beneficio de la prisión domiciliaria tal como se preveía que sucediera este viernes.

De acuerdo a Reforma.com el titular del Primer Tribunal Unitario Penal consideró, por segunda ocasión que no es procedente otorgarle ese beneficio a la exlíder magisterial

A mediados de febrero un tribunal otorgó un amparo de efectos a Elba Esther Gordillo para que sea trasladada a prisión domiciliaria mientras duran sus procesos penales.

Te puede interesar  Festejan a lo grande a Elba Esther

Este viernes vencía el plazo para que se concediera la prisión domiciliaria a la exlíder del SNTE, luego de que su defensa argumentara el apego al artículo 55 del Código Penal federal.

De esta forma Gordillo Morales continuará en el hospital privado José María Roma, de la Ciudad de México donde recibe atención por padecimientos como hipertensión e insuficiencia renal desde enero del 2016.

Gordillo padece diez enfermedades crónicas, entre ellas: hepatitis viral tipo C, insuficiencia renal moderada e hipertensión arterial sistemática secundaria.

Cabe recordar que en agosto de 2015, el juzgado Sexto de Procesos Penales Federales de la Ciudad de México le negó el beneficio de la prisión domiciliaria por considerar que debido a sus recursos económicos, Gordillo se podría fugar.

Te puede interesar  Mala educación, culpa de Elba Esther: Nuño

Elba Esther Gordillo fue detenida en febrero de 2013, en el aeropuerto de Toluca, acusada de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, por los manejos del dinero del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

La mayor parte de la reclusión la ha pasado en el penal femenil de Tepepan, con frecuentes traslados a hospitales.

La exlíder intentó cumplir su arresto en algunos de sus domicilios como: la casa marcada con el número 30 en la calle Dickens de Polanco; el penthouse en el número 7 de la calle Galileo, en la colonia Polanco de la Ciudad de México o la residencia en la calle Bosques de Caobas número 75, de la colonia Bosques de Reforma, en Puebla.

ebv