Foto Cuartoscuro

La eliminación del arancel al acero y al aluminio es un gran triunfo por parte de México

Siete24.mx

Siete24.mx

Ciudad de México.— La ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) podría llevarse a cabo durante el verano próximo, sin embargo, todo dependerá de los tiempos políticos del vecino país del norte, aunque de firmarse no implicará un mejor crecimiento para este año, estimó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar.

“No hay una fecha límite, pero se abre una ventana. No (abonará) en el corto plazo (al crecimiento), pero no hay duda que le da certidumbre a las decisiones en nuestro país, certidumbre a los inversionistas extranjeras y a los mexicanos”.

En entrevista posterior a su participación en el Foro Forbes Mujeres Poderosas 2019, reiteró que después de un proceso para eliminación del arancel al acero y aluminio se podrá confirmar el acuerdo, que es una prioridad para el sector empresarial.

Te puede interesar Suspensión de aranceles, abre el camino al T-MEC

“Los tiempos políticos de Estados Unidos son los que van a ir marcando si esto se da ahora o más adelante, aunque el presidente estadounidense Donald Trump se mostró ciento por ciento de acuerdo acuerdo y expresó su beneplácito de que esto se firme”.

Para el dirigente empresarial mexicano, con dicha acción se evitarán triangulaciones y se volverá a la normalidad en las exportaciones del acero mexicano.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, dijo a su vez que la eliminación del arancel al acero y al aluminio es un gran triunfo por parte de México.

“Este gran avance allana el camino para que se logre la ratificación del T-MEC. Todo nuestro reconocimiento al subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, y al equipo de la Secretaría de Economía, ojalá sea el único para la aprobación”.

Te puede interesar Ratificación simultánea del T-MEC podría darse entre agosto y septiembre

En este sentido, afirmó, la firma de acuerdo es un proceso complejo que no está sobre “miel y hojuelas”, ya que existen sectores estadounidenses que no se encuentran “cómodos” con el tratado, aunque la eliminación de aranceles es un paso importante.

El pasado viernes, el gobierno de Estados Unidos accedió a levantar los aranceles punitivos a las importaciones de acero y aluminio originarias de México, impuestos el 1 de junio de 2018 bajo la Sección 232 de la Ley Comercial del vecino país.

(Notimex)

ebv