monedas oro

En un año la Casa de Moneda en México ha tenido dos robos pero hay otros asaltos famosos en la historia

Felipe Monroy

Felipe Monroy

El asalto a casas de moneda no es sólo un argumento para series o películas; a lo largo de la historia siempre han causado sorpresa y misterio. La ‘Enciclopedia de robos, asaltos y fugas’ de Michael Newton o ‘Asaltos bancarios, una historia americana’ de Larry Kirchner recopilan cientos de robos a instituciones bancarias, pero apenas un puñado de robos a casas de monedas.

Este 6 de agosto, el asalto a la distribuidora de la Casa de Moneda en México se inscribe en los anales de la historia; pero antes, estuvieron estos casos:

La noche del 18 de diciembre de 1992, cinco hombres asaltaron una camioneta del Banco de la Reserva Federal norteamericana a las afueras de la Casa de Moneda en Colorado. Según relatan los archivos, un automóvil Buick negro interceptó la entrega mientras los pistoleros extrajeron 200 mil dólares. Los agentes de la casa de moneda intentaron detener a los ladrones, pero estos lograron escapar. El libro “La enciclopedia de los robos, asaltos y fugas” de Michael Newton asegura que nadie fue apresado por el robo; aunque el jefe de la policía de Denver aseguró doce años después tener el paradero e identidades de los culpables. Todos los culpables estaban ya en la cárcel por otros delitos o habían muerto y, claro, jamás se supo el paradero del dinero.

El robo de la casa de moneda y barras de oro en Philadelphia sorprendió a la sociedad norteamericana en 1893. Henry S. Cochran, un empleado que verificaba el peso de las barras de oro, había sustraído 134 mil dólares en barras de oro a lo largo de diez años. El empleado había montado un complejo sistema en ventilas y muros de la casa de moneda para hacerse de las barras de oro una por una. Cochran fue capturado y la policía recuperó 107 mil dólares.

Empleados, sospechosos del robo a la Casa de Moneda

En la misma ciudad, pero cien años más tarde, William Gray, policía retirado, también sustrajo 2.4 millones de dólares en monedas presidenciales de un dólar cada una. Las monedas tenían un error en el acuñado y, por tanto, tenían un valor de colección muy superior. El policía vendió a un coleccionista casi 32 mil monedas. Gray fue capturado, recibió una pena de 36 meses en prisión tras la negociación con la ley de pagar el monto robado con sus propiedades y otros bienes.

A inicios del siglo XX, en la casa de moneda en San Francisco hubo un robo de dos bolsas de monedas denominadas “Double Eagles” valuadas en 30 mil dólares. Se acusó a Walter Dimmick, el empleado que resguardaba las llaves de la bóveda, pero sin ningún tipo de pruebas. Dimmick pasó nueve años en prisión asegurando su inocencia. Las autoridades jamás dieron con el paradero de las monedas; sin embargo, un descubrimiento en pleno siglo XXI en Saddle Ridge de algunas monedas ‘double eagles’ podría dar fin a este misterio.

Fuera de Estados Unidos, un robo a la casa de moneda en Australia sucedió el 22 de junio de 1982. Fueron sustraídas 49 barras de oro de 150 libras de peso (hoy costarían más de tres millones de dólares). Según la Enciclopedia de Robos, tras el asalto, los hermanos Ray, Peter y Brian Michelburg fueron capturados y encarcelados; pero sus condenas fueron revocadas en 2004 y, por tanto, el crimen permanece sin resolverse hasta el momento.

El botín de la Casa de Moneda fue de 50 mdp

Apenas este julio pasado, una banda de asaltantes disfrazados de agentes de policía brasileña robó 40 millones de dólares en metales preciosos en el aeropuerto de Sao Paulo. Los metales pertenecían a la casa de moneda de Brasil y fue la primera vez que se comparó el modus operandi de los asaltantes con los utilizados en la serie televisiva “La Casa de Papel”.

Finalmente, el robo a la Casa de Moneda en México, ubicada en Paseo de la Reforma de la capital mexicana, no es el primero. De hecho, apenas hace un año (el 14 de julio del 2018 a las 15:30 horas, para ser exactos); el mismo inmueble fue asaltado por cuatro hombres. Según las autoridades aprovecharon las obras de remodelación del edificio. El comando amagó al vigilante y a los empleados. Sólo se robaron las monedas de exhibición, pero entre el botín se encontraban monedas de colección y antiguas, así como hechas de oro y plata. El monto robado fue calculado en 3 millones de pesos.

Asaltan Casa de la Moneda de México