Especial

Desde que Andrés Manuel fue presidente electo, es patente la informalidad y falta de profesionalismo

Domingo Días

Domingo Días

TODAS LAS NOTAS

Desde que Andrés Manuel fue presidente electo, es patente la informalidad y falta de profesionalismo con la que se realizan las cosas en esta Cuarta Transformación.

Se le crítico y sus seguidores pidieron paciencia, decían que había que dejarlos que aprendieran, que era la curva de aprendizaje que todo nuevo gobierno tiene, pero al paso del tiempo parece ser que no aprenden.

Empezó con sus famosas consultas sobre el destino del NAIM, puso sus módulos y hasta se quiso ver sofisticado y lanzo una “super app” para evitar el voto duplicado y que fue lo que sucedió, sencillamente un fracaso, la gente voto las veces que se le vino en gana y sin ningún control.

Me equivoque aquí si aprendió algo, aprendió a dejarse de tecnologías y ahora utiliza el infalible método: “que levante la mano el que …”, demostrándonos con esto su falta de interés en hacer correctamente las cosas.
Continuó con sus tres grandes obras, o más bien ideas: el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucia.

De ninguno de estos se tenía el proyecto, bueno que decimos proyecto, no tenían nada, era simplemente el deseo de hacerlos, y a la fecha se ha demostrado esto, donde no hay estudios de impacto ambiental, mucho menos de ingeniería, es mas hasta un cerro les apareció en Santa Lucia.

Con gran determinación lanza la guerra contra el huachicol, y que resulta de esto, falta de abastecimiento de combustibles en gran parte de la república, hubo que gastar 85 millones de dólares en pipas dada la emergencia por falta de planeación.

Se decidió dejar de comprar medicinas, argumentando que había mano negra en las licitaciones, nuevamente nos mostró su falta de análisis al dejar a miles de enfermos sin sus tratamientos más apremiantes, no hay cifras de cuantos han muerto por esto, pero de seguro si lo hay.

Después de la tomadura de pelo a toda la nación, donde prometió sacar al ejército de las calles y después las cámaras le aprobaron su Guardia Nacional con mando civil, resultó que el mando acabo depositado en las manos de un General en retiro y más del 50% del nuevo cuerpo está formado por exmilitares.

Por fin su gran lanzamiento, y resulta ser que es de dar pena, elementos con uniformes tres o cuatro tallas mas grandes, cascos repintados y en mal estado, ahora si que los mandaron a dormir a la calle y por si esto fuera poco el levantamiento de los Policías Federales que no habían sido bien informados de como iba a estar el huateque y como quedarían sus sueldos y prestaciones a causa de su traslado a la Guardia Nacional.

En fin, el bombo y platillo se cambió por rechiflas y consignas.
Y en días pasados resulta ser que la SCT no renueva un contrato y deja sin internet a la UNAM, no aclaran si por decisión propia o simplemente fue un olvido.

Aclararon que probablemente en septiembre se restablezca el servicio mediante una licitación pública, dejando ver con esto que fue una distracción.

Acaso en siete meses en la SCT no hay nadie que ya haya revisado y este al pendiente de dar continuidad a estos contratos de servicio y mantenimiento que se requieren para que el país continúe operando.

Ahora va a resultar que se suspenden todos los vuelos porque se les olvido pagar la póliza de mantenimiento y las licencias de software que se utilizan en la torre de control del aeropuerto.

Y lo más preocupante es la respuesta que el presidente nos da en la mañanera: “Hay que ver, este, la utilidad de estos servicios es un poco lo de las medicinas, se van a quedar los niños, eh, sin las medicinas. Mas donde está la preocupación, les informo que el 75% del territorio nacional no tiene internet y porque no se ha reclamado de eso, y ahora por esto sí”.

En pocas palabras le valió una pura y dos con sal dejar a una de las más prestigiadas universidades en el mundo sin esta herramienta. No le preocupa perder su popularidad en las universidades.

Como pedirles a sus colaboradores que aprendan, si el no ha aprendido a ser presidente y para ello basta ver su gira presidencial de este fin de semana donde se dedicó a pedir votos en las elecciones.

Ya es hora de que aprenda a ser presidente y deje de ser candidato.


Domingo Días
[email protected]

[La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx]