CIUDAD DE MÉXICO, 04MARZO2019.- Claudia Ruiz Massieu Salinas, líder del PRI, durante el 90 Aniversario del Partido Revolucionario Institucional. FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

López Obrador descartó que esté en su mente la intención de influir en la selección del nuevo presidente del PRI y reiteró sus señalamientos sobre la eventual responsabilidad de José Narro en la prácticas monopólicas en la compra de medicamentos durante el sexenio de Peña Nieto

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó los señalamientos en el sentido de que busca “meter mano” en el proceso de elección interna del nuevo presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), luego de que hablara sobre la posible responsabilidad, al menos por omisión, del ex secretario de Salud en el sexenio de Peña Nieto y hoy aspirante a la presidencia nacional del PRI, José Narro Robles, en el tema de los monopolios en la compra de medicamentos.

A pregunta expresa sobre la demanda de respeto y no intromisión en el proceso de selección del nuevo presidente nacional del PRI por parte de su actual dirigente nacional Claudia Ruiz Massieu, López Obrador aseguró que no se mete en eso, y “la verdad que ni me pasa por la cabeza, no lo tengo en mi pensamiento, o sea no me ocupo de eso, ni siquiera lo pienso”.

El tabasqueño dijo que es mucha la imaginación de sus adversarios políticos pues él no se mete en eso, porque el PRI no está entre sus preocupaciones ni sus prioridades.

Te puede interesar AMLO firmará compromiso de “no reelección”

Además qué me tengo que estar yo metiendo en la vida interna de un partido, qué gano con eso, nada, nada más me desacredito, me vuelvo indigno, me contradigo, me vuelvo traidor a mis principios, a mis ideales, me vuelvo hipócrita, qué tengo que andarme metiendo en eso, nada absolutamente nada, que tengan la plena seguridad”

Dijo que hay algunos dirigentes de partidos a los que no tiene “el gusto de conocerlos” y si se encuentra con alguno de ellos, puede ser que lo salude y no sepa quién es porque su trabajo es transformar al país, lo que, subrayó, es bastante ocupación; me gustaría conocerlo desde luego, tratarlo, pero no tengo tiempo para eso, reiteró.

López Obrador recordó el comentario que hizo sobre el exrector de la UNAM, hoy aspirante a la dirigencia nacional del PRI, José Narro, por la cuestión de la compra de los medicamentos a un grupo muy reducido de proveedores lo que representa prácticas monopólicas.

Te puede interesar Pide AMLO a artífices del período neoliberal y la reforma energética abandonar el Gobierno

Me preguntaron que si él podía estar involucrado, qué dije, que cuando menos había omisión, no estoy mintiendo, si hay un Secretario que está viendo que se están concentrando las compras y que son pocos los proveedores que le están vendiendo al gobierno, pues sí está raro, no estoy diciendo que él los promovió”

El tabasqueño dijo que en la mayoría de los casos la corrupción se da desde arriba hacia abajo; entonces claro que hay complicidad por omisión, subrayó.

En este sentido dijo que si se es honesto y el de arriba pide: “ayuda a este proveedor”, pese a la presión de un superior la respuesta debe ser “no puedo, porque no es correcto, porque no hay competencia, es ilegal, porque es influyentismo y si me obliga a eso, pues le presento mejor mi renuncia y me voy”, apuntó el titular del Ejecutivo Federal.

Si el Presidente pide algo indebido, ilegal, el servidor público tiene que decir no, la Cuarta Transformación significa eso, que haya dignidad para decir no; no lo mismo de siempre, sí señor, lo que usted ordene; qué horas son, las que usted quiera que sean, que se vaya eso por un tubo”

JFM