Se trata del priista Noé Castañón

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

Ciudad de México.— La toma de protesta del senador electo del PRI, Noé Castañón, se puso en duda cuando su exesposa mandó una carta a la Mesa Directiva del Senado en la que asegura que el proceso en su contra por violencia familiar sigue abierto.

Martí Batres, presidente de la Mesa Directiva, confirmó que el senador electo del PRI por el estado de Chiapas, acusado de violencia familiar, solicitó que le fuera tomada la protesta ya para entrar en funciones como legislador federal, sin embargo, explicó que también recibió una carta de la excónyuge del priista, en la que se asegura que no ha concluido el proceso judicial en su contra.

Te puede intersar Buscan prohibir al PRI usar colores de la bandera

Ante la disyuntiva, Batres explicó que, antes de tomar una decisión, esperarán la respuesta formal de la autoridad judicial sobre el caso.

“Tenemos una carta de él, donde pide que se le tome protesta. Pero también tenemos una carta de la excónyuge, donde dice que los procesos continúan abiertos, que no han concluido”, detalló.

“Para salir de dudas, estamos pidiendo información al Poder Judicial, para que nos diga si los procesos donde está involucrado el senador electo Castañón, han concluido o no. Una vez que tengamos esa información, tomaremos una decisión”, apuntó el presidente del Senado.

Batres dijo que el legislador priista no ha tomado protesta pero esto dependerá de la respuesta del Poder Judicial.

“En cuanto nos responda vamos a ver, si nos dice que siguen abiertos, es una cosa; si nos dice que han concluido, es otra. Pero ya, con lo que nos diga el Poder Judicial, tomaremos una determinación”.

 

ebv