Podría haber información respecto a la renegociación del TLCAN tras la reunión AMLO-Pompeo

Felipe Monroy

Felipe Monroy

México.— El estatus de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLCAN), las políticas bilaterales sobre migración y la cooperación regional en materia de seguridad podrían comenzar a ventilarse entre el equipo de transición del virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

En el ámbito global y de mercados internacionales hay grandes expectativas de la relación bilateral entre Estados Unidos y México, particularmente con los presidentes Donald Trump y López Obrador al frente de la misma. Los temas candentes giran alrededor de la posible renegociación del TLCAN y las políticas migratorias de ambos lados de la frontera, incluido el muro.

El antecedente: Inicia Pompeo visita a México

Sin embargo, hay otras temáticas que deben ser consideradas: La seguridad regional (control y políticas humanitarias con migrantes, refugiados y ciudadanos en tránsito), la instauración de mesas permanentes de diálogo económico (nuevos modelos de comercio electrónico) y el crecimiento en el intercambio en materia de investigación, innovación y opciones educativas.

En la agenda del equipo lopezobradorista se ha declarado con cierta cautela que el próximo gobierno está a favor de una política de Estado de apertura comercial. “La apertura comercial de México inició en 1989 y actualmente cuente con una red de 12 tratados de libre comercio con 46 países; 33 acuerdos para la Promoción Recíproca de las Inversiones; y nueve acuerdos de alcance limitado que son Acuerdos de Complementación Económica y Acuerdos de Alcance Parcial”.

El contexto global frente al Proyecto de Nación de López Obrador insiste que la siguiente administración deberá tomar definiciones asociadas a tendencias mundiales que preocupan a los mercados internacionales como las medidas proteccionistas de Estados Unidos bajo la administración Trump, la diversificación de los mercados, los menores incentivos a la inversión extranjera, la tensión política por temas migratorios, el debilitamiento del multilateralismo y la acumulación de la deuda pública.

Según el equipo de transición de AMLO, para finales de julio se prevé que comiencen nuevas rondas de negociaciones entorno al TLCAN y advierten: “A pesar del compromiso y los esfuerzos del equipo negociador mexicano por cerrar el acuerdo previo al 1 de julio, será necesario que durante el proceso de transición los negociadores trabajen de la mano con la nueva administración electa, lo que podría impactar en las posiciones de los dos socios comerciales”.

Que no se te pase: Suman a equipo de AMLO a renegociación del TLCAN

Desde el equipo obradorista se visualizan cuatro escenarios posibles en los diálogos con EU: Un TLCAN 2.0 cuya modernización podría extenderse hasta 2019; un TCLAN ‘delgado’ con ajustes mínimos que no requieren autorización del congreso de Estados Unidos; un TLCAN zombie, cuya negociación dure tanto que parezca que el tratado actual camine indefinidamente en las condiciones actuales; y, finalmente, el peor escenario: que Trump insista en salirse del tratado.

La postura de López Obrador, afirma el documento, es mantener el TLCAN “siempre y cuando no se convierta en una fatalidad para los mexicanos”. De igual manera, el virtual presidente electo ha dicho que buscará homologar los sueldos entre los tres países que integran el tratado. En el Proyecto de Nación se propone un programa de integración regional MEX-USA-CANADA para competir comercialmente con China: “El Proyecto plantea estrategias para recuperar la autosuficiencia energética y alimentaria, con el objeto de reducir la vulnerabilidad que ha tenido la economía mexicana ante cambios geopolíticos”.

JAHA