Foto EFE

Grupos de manifestantes exigían un control más estricto para la venta de armas

Siete24.mx

Siete24.mx

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó a los heridos en el tiroteo ocurrido el domingo en Dayton, Ohio, en el que murieron nueve personas y fue abatido el autor, y se trasladó a El Paso, Texas, donde otro ataque masivo en un centro comercial se saldó con 22 muertes el sábado.

"El presidente, Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, se están reuniendo con pacientes en el Hospital Miami Valley aquí en Dayton. Se han estado deteniendo entre las habitaciones para agradecer el diligente trabajo del personal médico", escribió en su cuenta en Twitter la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, que describió como "muy poderosos" esos momentos para todos.

Grisham indicó que el gobernante, que no tuvo ninguna actividad que supusiera contacto con el público, señaló a las víctimas y sus familiares reunidos en el hospital que tenían "a Dios mirando" y les aseguró que su Administración está con ellos "todo el tiempo".

Te puede interesar Tirador de El Paso podría ser juzgado en México

La alcaldesa de Dayton, Nan Whaley, indicó que le reiteraron al mandatario "la importancia" de actuar frente al tema del control de armas y que le manifestó a Trump que los habitantes de esa localidad "están esperando una acción desde Washington" al respecto.

Trump fue recibido en Dayton con protestas de grupos de manifestantes que exigían un control más estricto para la venta y porte de armas en Estados Unidos.

"Hagan algo", "Deja de ser un bebé, hazle frente a la NRA (siglas en inglés de la Asociación Nacional del Rifle)", se leía en algunos carteles, en los que también se le daba al gobernante la "Bienvenida a Toledo", en alusión a un error que cometió durante su mensaje al país del lunes sobre lo ocurrido el fin de semana, al mencionar esa localidad también de Ohio en vez de a Dayton.

Te puede interesar Atacante de Texas publicó manifiesto de odio 20 minutos antes

Los manifestantes -que coreaban "Dayton fuerte" y "Acción ahora"- instalaron además el "Baby Trump", un globo con la figura del gobernante como un bebé que se ha convertido en uno de los iconos de las protestas en su contra.

Antes de trasladarse a Dayton, Trump propuso en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca fortalecer la verificación de antecedentes penales para quienes compran armas y aseguró que en el Congreso hay un "fuerte apetito" político para aprobar una ley en ese sentido.

Donald Trump se trasladó posteriormente a El Paso (Texas), la localidad fronteriza con México sacudida el sábado -horas antes del ataque en Ohio- por otro tiroteo en un centro comercial, en el que murieron al menos 22 personas, ocho de ellas de nacionalidad mexicana.

EFE

ebv