El Papa Francisco ofició un matrimonio en una ceremonia religiosa celebrada durante el vuelo entre Santiago e Iquique

Iquique, Chile.— El Papa Francisco ofició un matrimonio en una ceremonia religiosa celebrada durante el vuelo entre Santiago e Iquique, ciudad distante mil 760 kilómetros al norte de la capital chilena.

La aerolínea Latam informó que sus trabajadores Paula Podest y Carlos Ciuffardi fueron casados por el pontífice durante el vuelo entre Santiago y esta ciudad, capital de la Región de Tarapacá donde pondrá fin a su visita a este país.

Te puede interesar: Temo por una guerra nuclear: Papa

Podest y Ciuffardi son tripulantes de cabina de la empresa chileno-brasileña y fueron destinados a la aeronave que traslada al Papa en Chile y que este jueves lo llevará a Lima, Perú, su segunda y última escala de esta breve gira sudamericana.

Al saludar a Francisco durante el vuelo le contaron la historia y el mismo pontífice les ofreció casarlos.

"Está seguro", le preguntaron los empleados y Francisco les respondió: ¿Están seguros ustedes?, según relató a los periodistas Ciuffardi.

"Sí", contestaron ambos y Francisco entonces afirmó: "Entonces les caso".

El mismo Papa, según el relato, calificó esta boda de algo histórico porque nunca había ocurrido.

Uno de los socios y máximo ejecutivo de la aerolínea, el chileno Ignacio Cueto, fue testigo de la boda, cuya validez quedó inscrita en una “acta canónica” firmada por el obispo de Roma.

Checa también: El Papa bautiza a 34 niños

Como en cualquier boda, el Sumo Pontífice tomó de las manos, bendijo los anillos que ya tenían y los casó "en nombre de Dios", explicó.

Después pidió a uno de los cardenales que le acompañan que preparara en una hoja en blanco el acta del matrimonio para que pudiera ser un evento legal.

"Celebrante: Francisco", se lee en el acta de matrimonio histórica y que está firmada por ambos esposos, por Cueto y por Mauricio Rueda, el organizador de los viajes papales y que esta vez ejerció como según testigo de bodas.

El Papa Francisco les dijo que "este es el sacramento que hace falta en el mundo y por eso hago esto".

Las fotografías de los contrayentes y del acta matrimonial fueron divulgadas por la empresa y por algunos religiosos que estuvieron presentes en el acto realizado a bordo de la aeronave papal.

Los compañeros de la tripulación se fundieron con ellos en abrazos y besos y ahora "la breve luna de miel" la pasarán en Iquique.

AGP